Cubbing: La nueva práctica sexual de mujeres mayores con chicos jóvenes
Cubbing: La nueva práctica sexual de mujeres mayores con chicos jóvenes
Cubbing: La nueva práctica sexual de mujeres mayores con chicos jóvenes
Leer más

Cubbing: La nueva práctica sexual de mujeres mayores con chicos jóvenes

El "cubbing" es uno de los nuevos términos sexuales que se utilizan para designar un tipo de relación íntima entre dos personas. Eso sí, aunque el acto que describe no es nuevo, el llamado "cubbing" tiene unas características concretas.

Aunque la actividad sexual es tan vieja como a vida misma, lo cierto es que cada poco tiempo aprendemos que hay un nuevo término sexual para designar algunas circunstancias únicas.

De los creadores de términos como "poliamoroso" o "pansexual", llega el término "cubbing". ¿Sabes a qué hace referencia? Esta nueva palabra se refiere a la práctica sexual que se lleva a cabo entre mujeres de más de 50 años con hombres más jóvenes que ellas.

Sin embargo, y según insisten en el medio Mujer Hoy, el "cubbing" no hay que confundirlo con el fetiche "cougar", pues ese último habla de una relación desequilibrada basada en la mujer exaltada como fetiche sexual.

El "cubbing" sin embargo se refiere más a la relación amorosa o sentimental donde ambos miembros de la pareja tienen sentimientos recíprocos a pesar de esa diferencia de edad.

Contra la estigmatización social

Este término se ha puesto de moda últimamente como forma de hacer frente al estigma social que sufren estas parejas a ojos de la opinión pública. Mientras que durante años se ha visto "normal" que un hombre le pueda sacar unos cuantos años a una mujer, el caso contrario ha recibido y recibe fuertes críticas.

Un ejemplo en el cine y en la literatura lo vemos con la autora de Sexo en Nueva York, Candace Bushnell, donde explica que el personaje Samantha, que mantiene relaciones con hombres más jóvenes, es constantemente juzgada por la sociedad.

Debemos entender y hacer ver que el amor entre adultos no entiende de diferencias en la fecha de nacimiento. Y por supuesto, hemos de comprender que tanto la mujer como el hombre son libres de vivir la sexualidad de manera saludable y libre.

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración