Cómo usar las bolas chinas para fortalecer nuestra sexualidad

Cómo usar las bolas chinas para fortalecer nuestra sexualidad

Seguramente has escuchado nombrar las bolas chinas en más de una oportunidad, pero muchas veces dejamos pasar los beneficios que pueden traernos ciertos juguetes sexuales por pudor. Sin embargo, desconocer su uso y beneficios es un gran error porque en muchos accesorios podemos encontrar grandes maneras de prevenir condiciones completamente evitables y además, fortalecer nuestro placer. 

¿Qué son las bolas chinas y cómo se utilizan?

Se trata de dos pequeños accesorios pensados para ser introducidos en la vagina pero, al contrario de lo que se suele pensar, no están diseñadas para generar placer sino para mejorar nuestros músculos vaginales y para fortalecer la salud del suelo pélvico.

Saber cómo usar las bolas chinas puede tener enormes ventajas para nuestra salud sexual y a no temer, porque su colocación no es nada compleja: se introducen de una manera similar a la que se coloca un tampón y es recomendable ayudarse con un poco de lubricante al principio. En el comienzo pueden resultar levemente incómodas, pero no deberían doler ni causar mayores molestias. Una vez que las hayamos colocado y nos incorporemos, por la propia gravedad las bolas intentarán descender, y nuestros músculos se contraerán para mantenerlas en su sitio. De esta forma estaremos ejercitando de una forma sencilla y de otra forma, inalcanzable. 

Recomendaciones generales antes de comenzar

Antes que nada, asegúrate de que las bolas estén correctamente esterilizadas para prevenir cualquier tipo de infección. El proceso de esterilizado es similar al de la copa menstrual y para nada rebuscado. En segunda instancia, ¡relájate! Recuerda las primeras veces que tuviste que colocar un tampón y no te preocupes por el tamaño, porque tu propia dilatación si te mantienes distendida hará lo suyo para recibirlas. 

¿Cuánto tiempo debo usarlas?

Imagina que estás comenzando una nueva rutina de ejercicios: como cualquiera de ellas, te tomará un par de sesiones acostumbrarte. Comienza con quince minutos y ve aumentando la cantidad a medida que sientas que tu cuerpo ya responde más rápido. 

Una medida tomada a tiempo puede ser la solución a futuro

Muchas personas recomiendan el uso de las bolas chinas para la incontinencia urinaria, es decir, para asegurarse que los músculos vaginales se mantengan fuertes y poder prevenir en el futuro casos de incontinencia que se suelen dar con el deterioro natural del cuerpo. Cuanto antes comiences a usarlas, mayores posibilidades tienes de evitar esto en un futuro.

Leer más
¿Cómo hacen las chicas el amor en cada parte del mundo?

Cuando los músculos comienzan a perder su tonicidad, poder controlarlos se hace cada vez más difícil independientemente del esfuerzo que hagamos y con una risa, estornudo o movimiento involuntario puede haber pequeños escapes de orina. Antes se creía que era inevitable evitarlo, pero con soluciones como estas y los famosos ejercicios Kegel, son completamente prevenibles y además, un gran agregado a tu vida sexual.

¿Dónde conseguirlas?

Estos accesorios pueden conseguirse en sex shops y tiendas online especializadas: las bolas chinas y su precio dependerá por supuesto, de dónde las compres y qué modelo elijas pero no suelen ser demasiado costosas y los beneficios que traen para tu salud garantizan que esta será una inversión que te traerá gratos resultados.

• Marta A
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración