Una madre instala una cámara en el cabello de su hija autista y descubre lo que le hace su profesora
Una madre instala una cámara en el cabello de su hija autista y descubre lo que le hace su profesora
Una madre instala una cámara en el cabello de su hija autista y descubre lo que le hace su profesora
Leer más

Una madre instala una cámara en el cabello de su hija autista y descubre lo que le hace su profesora

Las cámaras de seguridad son cada vez más discretas y en muchas situaciones nos ayuda a conocer la verdad, por muy dura que sea. Una madre decidió tomar la decisión de saber qué le estaba pasando a su hija autista de seis años en la escuela, y lo que descubrió la dejó helada.

Las nuevas tecnologías, aunque muchas veces son muy peligrosas, en otras circunstancias nos hace conocer la más absoluta verdad sobre lo que le está pasando a las personas que más queremos en este mundo.

Así, todos sabemos que cuando se trata de proteger a los niños no hay "peros" que valgan. Y eso es lo que al parecer se dijo a sí misma Amber Pack, la madre de una niña autista de seis años.

Al parecer, y según informaron desde la CNN, la mujer se mostró muy preocupada cuando su hija Adri llegó con moretones a casa, al llegar de la escuela primaria donde la pequeña estudiaba.

El abogado de la familia, Ben Salango, contó que las marcas parecían contusiones de presión por fuertes apretones que le hubiera proporcionado alguien a la pequeña.

Así, la familia y el abogado informaron que la sospecha creció porque Adri no hablaba a causa de su autismo, pero lloraba al subir al autobús y no quería salir de la casa. Estaba claro que no quería ir a la escuela.

¿Y qué pasó? Pues la madre de la niña de Virginia, Estados Unidos, decidió salir de toda duda y envió a su hija con una cámara oculta en el cabello para saber de primera mano qué le estaba pasando a la pequeña.

Y lo que encontró dejó a esta mujer conmocionada de por vida. Lo que la grabación reveló es que la maestra y las ayudantes de la escuela de Martinsburg amenazaron a Adri y a otros niños, diciéndoles que los golpearían en la cara y les sacarían los dientes, y amenazaron con retenerles la comida.

Las acusadas, Lester, Yurish y Douty, fueron llamadas ante la justicia por abusar física y psicológicamente de los pequeños. “Estas detenciones envían un mensaje contundente: que el abuso infantil no será tolerado y debe denunciarse”, dijo el fiscal general Patrick Morrisey en un comunicado.

El abogado de estas "señoras" dijo en su día a la CNN que sus defendidas no tenían comentarios en ese momento y la familia de la pequeña Adri está muy contenta de que se presentaran cargos contra las tres abusadoras.

Hemos tenido fe en el sistema desde el principio y esperamos la disposición de los procesos penales”, expresó amablemente el abogado a la CNN en el mes de agosto y añadió que Adri ahora va felizmente de nuevo a la escuela.

¡Una terrible historia pero con final feliz! Esperamos que estas personas tengan su merecido...

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración