Una madre descubre el detalle "secreto" de la muñeca bajo su falda y las redes estallan

Una muñeca de la conocida marca Hasbro está en el centro de todas las polémicas a día de hoy. La protagonista de esta historia es Poppy, una de sus muñecas de la película para niños Trolls. Una madre ha dado la voz de alarma por redes sociales y el asunto ha escalado alto.

Una madre descubre el detalle "secreto" de la muñeca bajo su falda y las redes estallan
Leer más
Leer más

Una madre enfadada con la empresa de juguetes Hasbro ha querido pedirle explicaciones a la compañía en las redes sociales por lo que se ha encontrado debajo de la falda de una de sus muñecas.

La protagonista ha sido la muñeca Poppy, famosa por aparecer en la película infantil Trolls, y que parece que guarda un secreto bastante bien escondido y que no aparece en parte ninguna en la caja del artículo.

La madre indignada, Jessica McManis, ha dicho en las redes sociales que si pulsas en la tripa "hace sonidos y canta". Sin embargo, más tarde la muñeca empezó a hacer otro tipo de sonidos: "En sus partes íntimas hay otro botón, y si lo pulsas hace otros sonidos tipo ‘sorpresa’”, dice la twittera.

“Este botón es inapropiado, está mal, y no se dice nada en la caja. Cuando lo pulsas la muñeca hace un sonido gutural, es sexual y es perturbador”, se queja la madre, tal y como se han hecho eco desde La Vanguardia.

La queja se ha vuelto tan viral que alrededor de medio millón de personas han firmado una petición para que la empresa retirara la muñeca del mercado y hasta el candidato republicano al estado de Utah, Sam Parker, se ha hecho eco del mensaje.

El político ha llegado a acusar a la empresa de “normalizar la captación sexual” y “facilitar el abuso infantil”, unas declaraciones muy polémicas cuando hablamos de un juguete comercializado masivamente.

La respuesta de la empresa de juguetes

Ante tal escándalo, y tal y como informan desde La Vanguardia, la empresa no ha tardado en reaccionar. La portavoz de la empresa Hasbro, Julie Duffy, ha pedido disculpas y explicaba en el medio The Providence Journalque lo que realmente habían querido es que la muñeca reaccionara cuando estaba sentada.

Eso sí, la empresa ha reconocido que la ubicación del botón puede entenderse como inapropiada. Además, desde la compañía han querido dejar claro que el error no ha querido cometerse de forma intencionada y que retirarán el producto a la venta lo antes posible para ponerle fin a esta situación.