Un pasajero se pone al mando del avión después de que el piloto se desmayara

Un pasajero se pone al mando del avión después de que el piloto se desmayara

Sucedió en un vuelo que viajaba desde Manchester, Reindo Unido, a Funchal en las islas Madeira. El piloto empezó a encontrarse mal y acabó desmayándose. Ante tal situación, un pasajero se ofreció para pilotar el avión. ¿Quién sería aquel valiente?

Los pasajeros de este avión debieron pasar un buen aprieto porque su piloto oficial se encontraba indispuesto y los demás miembros de la tripulación tuvieron que buscar una alternativa plausible que no supusiera el caos para todos los que estaban a bordo.

Viajaban en un Boeing 757 con la compañía inglesa de bajo coste Jet2. Todo iba bien hasta que llegó la noticia de que el piloto se había quedado inconsciente y era incapaz de pilotar. Avisaron en el aeropuerto a las 10:20 horas y tuvieron que cerrar una pista de aterrizaje en la ciudad portuguesa de Oporto para que pudieran llegar a tierra rápidamente.

Los miembros de la tripulación tuvieron que buscar una solución inmediata puesto que ya no contaban con el piloto oficial. Por eso se les ocurrió preguntar si entre los pasajeros si había alguno que pilotara aviones. Lo esperable habría sido que no, pero afortunadamente había un piloto de la misma compañía que se encontraba de vacaciones.

Podría parecer algo irreal, como sacado de una película, pero el hombre salió del fondo del pasillo y acudió a la cabina de mandos para ayudar en todo lo que fuera posible. Uno de los pasajeros llamado Nicholas Banks explica que este señor "ofreció sus servicios a la tripulación y entró en la cabina".

Leer más
Una chica pone decolorante en el champú de su novio y el resultado es cómico

Por suerte, cuando aterrizaron pusieron en una silla de ruedas al piloto que se había desmayado y le proporcionaron una máscara de oxígeno. Banks también comentó a The Daily Mail que "la tripulación estaba bastante relajada". ¡Dale al play para conocer la historia al completo!

A. Borrás
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración