Superó un cáncer, es madre y montó 3 negocios con tan solo 23 años

María Morales es la protagonista de esta historia de superación personal. Con tan solo 23 años ha sido madre, ha montado tres emprendimientos y ha superado un cáncer de tiroides. Su historia de superación personal nos enseña a seguir siempre adelante.

Superó un cáncer, es madre y montó 3 negocios con tan solo 23 años
Leer más
Leer más

La historia de pesadillas vividas por María Morales empezó cuando, a los 20 años, se quedó embarazada de quien por aquel entonces era su pareja. La relación que mantenía con su expareja era abusiva, y acabó por romperse.

Pero su exnovio no fue el único que la abandonó a su suerte durante el embarazo. Tras oír la noticia de que María esperaba un hijo, su padre la echó de casa.

La protagonista de nuestra historia tuvo que vivir su embarazo mientras buscaba una forma de mantenerse, apoyándose en quienes ella sigue considerando a día de hoy como sus “ángeles”. Amigos, profesionales y familiares que han estado siempre para ella.

Por desgracia, en su cuerpo se formaba algo con lo que ningún amigo o familiar podía ayudarle.

Punto de inflexión en su vida: Cáncer de tiroides

Al principio pensaron que era un extraño efecto del embarazo, pero tras dar a luz a su hijo sus médicos le dijeron que existía la posibilidad de que tuviera un cáncer de tiroides.

A esta edad no sabemos cómo superar una situación así, y más teniendo un niño. El papá de mi hijo no fue muy responsable y no me ayudó

Cuenta María al respecto de aquellos días de incertidumbre que vivió, en los que no sabía qué sería de su joven hijo si el pronóstico era el peor.

Por suerte, el cáncer de María era tratable, y pudo enfrentarse a él y superarlo. Las habilidades que adquirió por el camino, así como el ánimo de aquellas personas a las que considera sus “ángeles” la impulsaron a montar su primer negocio.

Su primer emprendimiento consistió en un negocio de decoración para eventos y fiestas, que despegó con fuerza.

Pandemia, otra piedra en el camino.

La vida de María iba bien, y su negocio comenzaba a despegar cuando llegó la crisis sanitaria del Covid-19.

Durante el confinamiento mi negocio de decoración estuvo complicado porque en ese momento no se podían hacer fiestas, entonces los ingresos eran bajos. Por eso nos reinventamos y nacieron los otros dos emprendimientos

Explicó la joven para los medios que narran su historia. La vida le había enseñado a no rendirse, por lo que se reinventó una vez más. Creó otras dos empresas, una de floristería y una venta de desayunos sorpresa a domicilio.

La historia de María nos enseña que siempre hay que levantarse y seguir peleando, a pesar de las dificultades. Así lo explica ella con sus propias palabras:

Esa es la clave. Tener paciencia, fuerza de voluntad y creer en uno mismo, porque eso es lo más importante a pesar de que no siempre lo hacemos