Amigas vieron un gesto sospechoso de un desconocido y evitaron una violación

Amigas vieron un gesto sospechoso de un desconocido y evitaron una violación

Tal vez conozcáis la expresión "no todos los héroes llevan capa". Estas mujeres reencarnan a la perfección este dicho ya que salvaron a una desconocida de un fatal desenlace. Te contamos todo sobre esta heróica acción. 

Fue una de las heroinas, Sonia Ulrich, quien contó toda la historia en su perfil de Facebook. Ella junto con sus otras dos amigas, Monica Kenyon y Maria Saltzer, pasaban un rato agradable en un restaurante. Sonia cuenta que vio a su amiga Mónica preocupada, cuando le preguntó qué ocurría ella le contestó que había visto a un hombre sentado en el mismo restaurante echar algo en la bebida de la chica que lo acompañaba.

La "pareja" compartía una botella de vino, parecía una primera o segunda cita. Tras dudar un rato sobré cómo debían actuar, una de las tres amigas, Sonia, decidió ir al baño a hablar con la chica. "Avisarla. Decirle que se levantara y se alejara de ese pervertido. Que le hiciera beberlo a él. Algo"  Publicó la propia Sonia en su perfil de Facebook. 

Cuando Sonia le contó a la chica lo que su amiga había visto, la mujer se quedó en shock y le contó a Sonio algo aún más escalofriante. No se trataba de un hombre al que apenas conocía y no era una cita. El hombre era uno de sus mejores amigos e incluso trabajaban juntos. 

Cuando Sonia volvió a la mesa con sus amigas, vio que una de ellas, María, le estaba contando al camarero lo sucedido.  La chica mientras tanto, consiguió mantener la sangre fría, hacía como si no sabía nada, miraba el teléfono y actuaba con normalidad. 

El gerente del bar acudió a la mesa de la chica y le llevó un agua con gas. El personal del restaurante quería hacer algo, pero desgraciadamente no tenía pruebas para intervenir. El hombre tardó un buen tiempo en recibir la cuenta, el personal le decía que había problemas en el ordenador. Entonces llegó la policía y le dijo "venga con nosotros" 

Leer más
Deja calva a su bebé de cuatro meses por cometer un error

Las cámaras de seguridad lo habían grabado todo lo que permitió al personal del restaurante alertar a la policía. Los agentes del orden se llevaron la copa como prueba. La chica luego contó que habían venido juntos en el coche de él, ella había dejado el suyo en el parking de la residencia del hombre. Probablemente él ya había planificado todo. 

Estas mujeres salvaron a una joven y nos dieron una lección a todas. Las mujeres debemos velar las unas por las otras y no callar cuando veamos actuaciones de este tipo. 

 

Rayzza Burgo
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración