Recibe una señal del más allá de su hijo a través de un petirrojo

Recibe una señal del más allá de su hijo a través de un petirrojo

¿Qué pasa cuando morimos? ¿Hay un dios y una vida después de eso, o simplemente desaparecemos? Cada uno tenemos una respuesta diferente a esta pregunta. Sin embargo, hemos asistido a eventos milagrosos que nos hacen dudar sobre nuestras hipótesis sobre qué pasa después de la muerte. La inglesa Marie Robinson ha vivido una inusual experiencia visitando la tumba de su hijo que nos pone a todos de piel de gallina.

El pequeño Jack George murió de un tumor cerebral inoperable cuando solo tenía cuatro años. Un duro golpe para sus padres y su hermano gemelo Liam. Su madre Marie ha estado visitando su tumba regularmente desde entonces, especialmente en el aniversario de su muerte. Unas visitas a la tumba de su hijo que se han convertido en un desafío emocional para ella.  

Leer más
Una cobra decapitada muerde a un cocinero en China

Con motivo del tercer aniversario de la muerte del pequeño Jack, su madre, Marie Ronbinson, estando todavía en el interior de su coche, suplicó desesperadamente, para sí misma: "Por favor, Jack, dale una señal a mamá"

Lo increíble sucede 

Una vez en su tumba, Marie se encontraba llorando desconsoladamente junto a su hijo, entonces algo increíble sucede.  

Un pequeño petirrojo revolotea hacia ella y se posa en la lápida de Jack. Mientras mira con asombro al pequeño pájaro, se eleva de nuevo en el aire y aterriza poco después en el dedo de la madre. "Lo percibí como un signo de Jack", escribe la madre sobre el video que publica más adelante en YouTube. 

"Este petirrojo voló a mi alrededor y se sentó en mi pierna, no quería dejarme en paz. No parecía asustado en absoluto. Luego vino y se sentó en mi palma. Estaba tan relajado cuando se sentó allí. Me miró directamente y finalmente voló sobre mi hombro y me mordió un par de veces", explicaba Marie. 

Una relación especial con los petirrojos 

Esta escena no es algo habitual, aunque el cementerio sea el lugar en el que se han avistado fantasmas más a menudo. Y es que la situación que Marie grabó nos deja sin palabras. Incluso, para aquellos que no creen en las señales del más allá, hay ciertos paralelismos que no podemos evitar. 

Lo más sorprendente de todo es que, esa señal que Marie pedía, podría haber sido cualquier otra, sin embargo, se presentó precisamente bajo la forma de un petirrojo. Esta pequeña especie de ave rojiza ha tenido siempre una relación especial con la familia.  

Por ejemplo, petirrojo en inglés se dice: "Robin", algo que recuerda al apellido de la familia (Robinson). Además, Marie ha comentado que tanto Jack como su hermano Liam tenían una conexión especial con estos pajaritos: "Cuando Jack y Liam estaban en su cochecito de bebés, los calmábamos observando a los petirrojos. Siempre los llamábamos cuando veíamos alguno en el parque". ¿Crees que un miembro fallecido de tu familia podría querer contactarte? 

• Antonio Lucas
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse