Abren una caja sin reclamar en el aeropuerto y descubren el drama de estos animalitos
Abren una caja sin reclamar en el aeropuerto y descubren el drama de estos animalitos
Abren una caja sin reclamar en el aeropuerto y descubren el drama de estos animalitos
Leer más

Abren una caja sin reclamar en el aeropuerto y descubren el drama de estos animalitos

La caja fue abierta después de 7 días en el aeropuerto, gracias a una orden judicial. El estado de los animales en el interior era horrible. Las imágenes son muy fuertes.

Ocurrió en el aeropuerto de Beirut. A la llegada del paquete, los responsables de la aduana se dieron cuenta de que lo que contenía la caja era en realidad 3 crías de tigre.

Los animales habían sido encerrados en una caja de madera de unas dimensiones apenas unos centímetros superiores a la talla de los mismos. Casi no podían ponerse de pie. Ninguno de los estándares de transporte de animales estaban cubiertos: ni cama acolchada, ni sistemas de higiene, ni espacio para comida y bebida.

Las autoridades del aeropuerto pudieron ver además quem según el envío, los pequeños habían de continuar su viaje hasta Siria, país devastado tras la guerra. Ninguno de los permisos de transporte de animales era válido.

Por ello, la decisión del destino de los animales caía por tanto en manos de un juez. El problema es que la orden judicial tardó 7 días en llegar. Cuando abrieron la caja, el estado de las tres crías de tigre era deplorable.

Sufrían graves heridas como consecuencia de haber estado embadurnados en sus heces durante todo ese tiempo.

Resultaron ser tigres siberianos, animales protegidos, que habían sido comprados a un zoo ucraniano por un particular en Siria.

Los animales han sido recogidos por una protectora dedicada a estos casos y semanas después se recuperaban favorablemente de sus heridas. Atención, las imágenes pueden dañar tu sensibilidad.,

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración