Cristina, @mamasevaalaguerra nos comparte su positivismo tras el cáncer de mamá: “Cada día es como un regalo”

Desde Ohmymag España hemos tenido la oportunidad de conocer más de cerca a Cristina, @mamasevaalaguerra, quien ha compartido su experiencia frente al cáncer de mama y su optimismo hacia la vida.

Cristina, @mamasevaalaguerra nos comparte su positivismo tras el cáncer de mamá: “Cada día es como un regalo”
Leer más
Leer más

En 2015 a Cristina le diagnosticaron un cáncer de mamá con tan solo 30 años. En ese momento su vida dio un vuelco y comenzó a transcurrir entre hospitales, sesiones de quimioterapia y pruebas médicas. En Ohmymag España hemos tenido la oportunidad de conversar con ella sobre su coraje, su experiencia y el positivismo que le muestra a la vida.

Cristina se hace llamar en Instagram, @mamasevaalaguerra, su cuenta acabó convirtiéndose en su diario personal durante las sesiones de quimioterapia pero también fue una ventana al mundo. Mientras las redes le ayudaban a sí misma y a mostrar sus emociones también estaba ayudando del mismo modo a otras personas.

Ella se muestra en redes sociales como una mujer fuerte y con una gran inteligencia emocional para superar situaciones difíciles pero ¿Cómo te defines y te ves a ti misma, Cristina?

Soy una persona muy risueña, muy alegre. Intento que siempre mi día a día sea así pero lógicamente no lo es siempre porque no siempre todo depende de ti. Soy una mujer muy sencilla, madre de una niña y mi día a día también es el deporte, forma parte de mi vida, lo necesito. Soy muy maniática del orden también.
Pero si tuviera que hacer un resumen es que veo belleza en lo cotidiano de cada día: me apasiona llevar mi hija al colegio, me apasiona un lunes porque es lunes y vuelve a empezar la semana...pero es verdad que todo me ilusiona, todo me parece increíble. Antes me quejaba porque tenía que ir a trabajar, porque era domingo y es verdad que todo ha dado la vuelta y cada día es como un regalo. Disfruto cada día a tope porque no sabes cuándo será el último.

“Cada día es como un regalo”

¿Cómo surgió la idea de empezarlo a transmitirlo en redes?

Cuando abrí la cuenta de Instagram, ya no era un poco por ayudar a nadie sino por escupir todo aquello que yo llevaba dentro. Casi todo el mundo cuando crea una cuenta es porque necesita o quiere decirle algo al mundo. En mi caso no es porque tuviera que decirle nada al mundo pero me vi sentada ocho horas en una butaca de hospital cada 21 días y mi vida ahí se paraba, ya no dependía de mí. Y sentada ahí es cuando tuve una necesidad de escupir lo que estaba aprendiendo, toda esa vorágine de emociones. Y fue con esa intención como empezó todo, no con la intención de ayudar a nadie sino por ayudarme a mi misma. Hablando conmigo misma y que es lo que había aprendido hoy sobre el cáncer, porque había gente que pasando por lo mismo y esa gente no podía o no sabía.

Hablas de escribir como uno de los grandes descubrimientos de este proceso. También has escrito un libro: Felicidad...cargando. En este caso lo hiciste para ti o más bien para el mundo.

Nunca me planteé escribir un libro. Te das cuenta de que escribes bien cuando el público te lo hace saber. Cuando abrí la cuenta de Instagram y empecé a publicar, Planeta de Libros es cuando contacta conmigo y de esta forma todo lo que escribía en Instagram no iba a quedarse solo ahí sino que iba a plasmarse en un papel.
Nunca me vi con la capacidad de escribir un libro. Contactaron conmigo por Instagram, al principio pensaba que era una broma pero acabó cogiendo forma y todos mis escritos de Instagram han acabado en forma de libro.

"Somos capaces de ver las cualidades de todo el mundo pero nos cuesta ver las nuestras."

¿Qué es para ti tu comunidad? Sentir que ayudas a personas que están pasando por una situación difícil

Es tan gratificante, aunque puede sonar muy tópico. Cuando a mi diagnosticaron el cáncer de mamá, y después el de mi hija con solo 4 meses de diferencia, yo necesitaba buscar, tener respuestas ¿Qué pasaba después de un cáncer? Ya no incluso cuando vives con la enfermedad, yo ya pensaba en él después.
Cuando abro yo Instagram y me llega un feedback de una madre: No sé como lo haces ni que haces pero mi hija de 17 años, con un tumor, desde que te sigue es otra persona se levanta feliz y que va a poder. Y me quedo con ese mensaje. Me dije, da igual que hagas y como lo hagas, pero si solo una persona se ha sentido feliz con este mensaje ya ha valido la pena. Me llevo eso, ser esa mano amiga en momentos tan duros. De mi comunidad me encuentro esto, muchísimo cariño. He creado una comunidad con muchos valores y muchos principios. Gente que incluso no ha convivido con la enfermedad pero le ha cambiado la forma de ver la vida.
Con 365 días al año solo vemos vacaciones y fines de semana, es un poco cambiar el chip. El feedback que me llega es mutuo. Cuando yo escupo porque algo duele son ellos los que me arropan a mi.

Cómo es tu vida ahora

Te lo voy a resumir en una frase: Antes era lo que la vida me dejaba ser y ahora soy lo que quiero de la vida.

Un mensaje positivo a la vida, al mundo...Algo inspirador

A todos la vida nos aprieta, la vida nos duele a todos, no hay nadie que haya pasado por la vida sin ser golpeado por ella de una manera u otra. Pero lo que he aprendido es que a pesar de las bofetadas, vale muchísimo la pena levantarse cada día y seguir. Pero también se vale el no poder, levantarte y que duela, levantarte y estar triste pero luego es aceptar. Creo que nada se puede superar si antes no ha sido aceptado.
Esta modelo comparte el día a día de su hijo con trisomía 21 Esta modelo comparte el día a día de su hijo con trisomía 21