Una gata entendió que su dueño no quería ratones y le ofreció un regalo mucho mejor
Una gata entendió que su dueño no quería ratones y le ofreció un regalo mucho mejor
Leer más

Una gata entendió que su dueño no quería ratones y le ofreció un regalo mucho mejor

Cuando Baloo entendió que a su dueño no le gustaban los ratones que le ofrecía, empezó a hacerle a diario otro tipo de regalo que le cautivó.

Como muchos gatos, Baloo ofrecía sus presas a su dueño Ben. Le llevaba los ratones que cazaba pero él los rechazaba. ¿A quién podría gustarle tener esos animales por casa?

Al principio la gata no entendía por qué no le gustaban y se sentía triste. Su dueño no sabía qué hacer para que se sintiera menos confusa, le apenaba ver así a Baloo.

Un día, su gata se dio cuenta de que para su dueño los ratones no eran un buen regalo. Fue entonces cuando probó con otra cosa: empezó a ofrecerle hojas a diario. Si no le gustaban los regalos vivos, tendría que probar con cosas muertas diferentes.

Baloo lleva a Ben bonitas y grandes hojas coloridas casi todos los días. Es su forma de mostrarle su amor, además de todos los mimos que le da. ¡Es una gata de lo más lista!

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración