Gastroenteritis: síntomas y tratamiento

Gastroenteritis: síntomas y tratamiento

Cuáles son las causas de la gastroenteritis, sus posibles tratamientos y cuáles son las formas de prevenir esta intoxicación alimentaria.

La gastroenteritis es un virus que se suele manifestar en invierno y afecta a numerosas personas de todas las edades de todo el mundo. Dicha enfermedad se considera epidémica.

¿Qué es la gastroenteritis?

El nombre de gastroenteritis denomina realmente a múltiples infecciones de origen variado, pero habitualmente se emplea para referirse a la infección del sistema digestivo que provoca la inflamación de las paredes del estómago e intestino.

¿Cuáles son las causas de la gastroenteritis? 

Las causas de la gastroenteritis pueden varían según el origen de la infección.Si se trata de una infección bacteriana, la causa puede venir del consumo de agua o alimentos contaminados, por lo que nos referiríamos a una intoxicación alimentaria.

En caso de enfrentarnos a una gastroenteritis vírica, los agentes responsables serían los rotavirus (en niños) y los norovirus (en adultos). En este caso, emplearíamos el término de gripe intestinal siendo esta además la que aparece cada invierno en forma de epidemia y por tanto, la más común.

¿Cuáles son los síntomas de la gastroenteritis?

Los síntomas de la gastroenteritis son muy diversos y varían en cada persona según el tipo y la gravedad de la enfermedad. Cuando se trata de una gastroenteritis viral, los síntomas son muy diversos. Algunas personas pueden sufrir desde náuseas hasta diarrea con o sin fiebre.

En caso de enfrentarse a un caso de gastroenteritis aguda, se manifiesta repentinamente por medio de pérdida del apetito, calambres abdominales, náuseas, vómitos y hasta diarrea aguda. Además, junto a estos síntomas pueden aparecer otros asociados a esta como la fiebre ligera, dolores de cabeza y hasta fatiga.

Posibles complicaciones

Los síntomas de la gastroenteritis pueden durar entre 1 y 3 días e incluso llegar a los 7 días.

Los trastornos pueden ser diversos y derivar en algunos casos hasta la deshidratación. Como consecuencia de ésta aparece en la boca y en la piel la sequedad, calambres musculares, menos ganas de orinar, debilidad, ojos hundidos o hasta desmayos.

Cuando algunos de estos síntomas se producen en los niños o personas mayores, es aconsejable visitar a un médico ya que el riesgo es elevado, debido a su sistema inmunitario más débil.

Gastroenteritis: Tratamiento

A pesar de que la gastroenteritis puede desaparecer por sí sola sin tratamiento en unos pocos días, es aconsejable evitar comer o tener una alimentación particular con la aparición de los primeros síntomas. De esta manera se favorece la recuperación del sistema digestivo aunque no haya ni vómitos.

Si se ha sufrido deshidratación, será importante tomar soluciones rehidratantes. En caso de que estos síntomas los sufran personas mayores o niños se aconseja tenerlas especialmente controladas ya que el riesgo es mayor.

Si los síntomas son muy intensos, un tratamiento farmacológico con o sin receta médica puede ayudar a calmar el dolor de vientre, tratar la diarrea o hasta reducir las náuseas.

En la mayoría de los casos, no es necesario consultar un médico cuando se sufre gastroenteritis.

Gastroenteritis: Prevención

Cuando se producen epidemias de gastroenteritis, es habitual encontrar listas de consejos transmitidas por los médicos que permitan evitar el contagio.

Es habitual la recomendación de lavarse las manos regularmente. Parece algo muy sencillo pero puede evitar el contagio puesto que las manos al estar en contacto con todo lo que nos rodea son el foco de contagio principal.

Tanto en niños como en adultos, lavarse las manos después de ir al baño, antes de comer, antes de preparar la comida o tras cambiar un pañal, puede ayudar enormemente a evitar el contagio.

Otro consejo es evitar compartir con cualquier persona enferma las toallas, cubiertos, cepillo de dientes, vasos o cualquier otro tipo de utensilio. 

Leer más
Grastroenteritis en niños: síntomas y tratamiento

Si se trata de una gastroenteritis bacteriana, es recomendable lavar bien las frutas y verduras, cocinar lo suficiente los alimentos, especialmente la carne y lavar muy bien los utensilios utilizados para todo esto. No se debe dejar durante mucho tiempo la comida expuesta al aire libre y por último, es aconsejable controlar la temperatura del frigorífico y mantenerlo limpio.

Gastroenteritis: vacunas

La gastroenteritis se puede vacunar, sobre todo cuando se trata de bebés y niños. Se administran en dosis repartidas en distintas veces y se venden en farmacias con receta médica.

Estas vacunas no forman parte del calendario oficial de vacunación, por lo que no están recomendadas en bebés.

Antonio Lucas
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración