Meghan y Harry: por qué nunca comen lo mismo cuando vuelan juntos

Por razones de seguridad, el príncipe Harry y Meghan Markle, tienen prohibido comer lo mismo cuando vuelan.

Meghan y Harry: por qué nunca comen lo mismo cuando vuelan juntos
Leer más
Leer más

No es una vida fácil para un miembro de la familia real británica. En el desempeño de las funciones reales, antes de dejar la Corona, el príncipe Harry y Meghan Markle, tenían unas normas muy estrictas que cumplir.

Una azafata dio algunos detalles a L'Express el domingo 19 de septiembre sobre el protocolo a seguir cuando la pareja de Sussex tenía que volar. El entrevistado explicó que los padres de Archie y Lilibet Diana habían pedido distintas comidas y bebidas en su vuelo a Tromso (Noruega).

Según la azafata, el príncipe Harry y Meghan Markle pidieron ser tratados como "pasajeros normales". Durante el vuelo, la pareja real decidió pedir comida a bordo.

"Al principio del vuelo miraron el menú y pude ver que discutían qué pedir", dice la azafata. "Harry desayunó té y una magdalena de limón y Meghan también tomó té, pero eligió galletas shortbread, una opción muy británica", explica. El Duque y la Duquesa de Sussex tomaron dos tipos diferentes de té y aperitivos. "Diría que pedían cosas diferentes porque tenían que hacerlo [...] Los miembros de la familia real, así como otras personas consideradas "de riesgo", suelen seguir este tipo de procedimientos", reveló. Un procedimiento de seguridad "en caso de intoxicación alimentaria".

Un protocolo estricto

La Familia Real cuenta con muchas estrategias para evitar caer en la enfermedad, especialmente cuando viaja en misión oficial. Se ha informado de que los miembros de la Corona deben evitar los mariscos o cualquier otro tipo de pescado. También se les anima a no beber agua del grifo ni pedir carne poco hecha.