La conciliación familiar llega a los Juegos Olímpicos gracias a esta madre

Ejercer de madre o ser olímpica. A esta decisión ha tenido que enfrentarse la jugadora de baloncesto canadiense que ha marcado un hito histórico: el COI le permite llevar a su pequeña de meses para que pueda darla el pecho mientras compite en Tokio 2021. Esta es su historia

La conciliación familiar llega a los Juegos Olímpicos gracias a esta madre y deportista
Leer más
Leer más

Para cualquier deportista de élite, clasificarse para los Juegos Olímpicos es un sueño echo realidad, una meta cumplida en su carrera deportiva. Ahora bien, en el caso de las mujeres, además, supone un hándicap: muchas esperan los ciclos de las olimpiadas -el tiempo entre cada uno de los juegos- para ser madres y recuperar a tiempo la forma física que les permita luchar por estar en la siguiente. En el caso de Kim Gaucher, jugadora de baloncesto con Canadá, el retraso un año de los Juegos Olímpicos de Tokio 2021 le ha supuesto que le coincidiera la lactancia con la cita deportiva y la prohibición de llevar a la familia.

En su caso, además, había optado por dar el pecho, por lo que se ha encontrado con la disyuntiva de tener que decidir si abandonaba la oportunidad de estar en Tokio 2021 o bien dejaba a su hija con leche para el biberón o directamente las de fórmulas. Estresada y en cierto sentido cabreada con la situación de las mujeres en el deporte, decidió publicar sus dudas en redes sociales.

Las redes sociales consiguen que el COI cambie su política

A lo largo de una serie de vídeos ha expuesto la política del COI al respecto, mientras en brazos mantenía a su pequeña hija. Su queja, que ha sido escuchada por millones de usuarios, se focaliza en que mientras se da pases de prensa y se permite el público, ella no puede llevar a su bebé.

Ante quienes le aconsejaban que dejara un banco de leche para que tuviera un remanente, ella asegura que no lo ve factible pues apenas puede entrenar y amamantar a su hija.

La opción de enviar la leche desde Tokio era completamente inviable y además no conseguía autorización para que viajara la niña con ella. Decidió pedir ayuda a las redes, y estas viralizaron la situación hasta el punto de que entró en juego el COI.

En un comunicado, confirma que aquellas deportistas que estén amamantando cuando viajen a Tokio podrán llevar a sus bebés con ellas. Kim Gaucher ha respondido con otro vídeo agradeciendo la concesión del Comité. Un paso más hacia la conciliación de las deportistas de élite.