Emily Ratajkowski presenta su libro "My Body" contando sus experiencias no tan agradables en el mundo de la imagen y modelaje

La modelo y empresaria presenta su primer libro de 11 ensayos relatando sus experiencias personales, el cual se llama “My body".

Emily Ratajkowski presenta su libro "My Body" contando sus experiencias no tan agradables en el mundo de la imagen y modelaje
Leer más
Leer más

El libro de ensayos de Emily Ratajkowski aperecen una serie de historias reales, relatadas y vividas por ella misma, en las que se ha visto sexualmente utilizada o tratada como si fuera un producto de ventas.

Uno de los primeros ensayos trata sobre cómo le dicen de ir a una sesión de fotos, sin ella saber qué tipo o qué condiciones piden, un agente envía a Ratajkowski, con 20 años, a un trabajo en Catskills sin mencionar que se trata de una sesión de lencería, o que el fotógrafo le mostrará a Ratajkowski fotos de otra mujer desnuda, o que le pedirá que también se quite la ropa.

El viaje a Catskills se convierte en una historia de terror. Después de ser agredida sexualmente por el fotógrafo, Ratajkowski, al no tener otro lugar donde ir, duerme en su casa, sólo para despertar y encontrar que él publica una foto de ella en Instagram. Para colmo, el fotógrafo publica un libro con las fotos tomadas la noche de la agresión, lo que deja a Ratajkowski "lívida y frenética", ya que el libro se agota, se reimprime y se vuelve a vender.

"Este es un libro sobre el capitalismo", dijo Ratajkowski a The New York Times en una entrevista. Podría decirse que el sórdido fotógrafo podría decir lo mismo de su libro de fotografías mal habidas. Pero mientras que él se limita a demostrar el hecho irrelevante de que los hombres explotan a diario los cuerpos de las mujeres por dinero (placer, fama, y Oscars), lo que Ratajkowski describe en el ensayo -que fue recibido con aplausos y reacciones- es la ambigüedad de explotar su propio cuerpo.

Esa ambigüedad está presente en estos ensayos, a menudo de forma frustrante. Parte del problema es que la concepción que Ratajkowski tiene de sí misma está en desacuerdo con la realidad que describe, que es un tipo de dismorfia de celebridad sincera pero exasperante. Al evaluar su carrera, concluye:

"Mi posición me ha acercado a la riqueza y al poder y me ha aportado cierta autonomía, pero no se ha traducido en un verdadero empoderamiento".

Sólo Ratajkowski puede determinar su sentido de la autonomía. Pero la riqueza y el poder son más fáciles de cuantificar, y parece justo insistir en que ella -con una línea de ropa femenina en auge, 28 millones de seguidores en Instagram, una asociación con L'Oreal y un anuncio de la Super Bowl en su haber- no está simplemente "cerca" de ninguno de ellos.

El ensayo sobre "Blurred Lines" es el que más claramente capta la naturaleza desconcertante de la posición de Ratajkowski. Ella es reflexiva y escéptica, y ha sido tratada de forma miserable a lo largo de su carrera; lucha intensamente con su sensación de victimización a manos de quienes utilizan su cuerpo para vender sus productos. Resulta extraño, pues, que su empoderamiento llegue en forma de hacer exactamente eso, aunque en sus propios términos y con sus propios productos. Es indiscutiblemente mejor que Ratajkowski, en lugar de un payaso cachondo, reciba los beneficios de su imagen, pero:

¿Una distribución más equitativa del dinero realmente supone una diferencia para las jóvenes que se desplazan por Instagram, absorbiendo rápidamente nuevas razones para despreciarse a sí mismas? Esta es, en mi opinión, la cuestión moral irresoluble que se plantea en este libro.
Zac Efron: la explicación de su cambio tan drástico Zac Efron: la explicación de su cambio tan drástico