Elon Musk vende su última propiedad: así es la megamansión de 31 millones de euros

Elon Musk es uno de los millonarios más excéntricos. Acaba de cumplir su promesa de vender todas sus propiedades al vender su mansión en San Francisco… ¡por 31 millones de euros!

Elon Musk vende su última propiedad: así es la megamansión de 31 millones de euros
Leer más
Leer más

Todo lo que toca Elon Musk se convierte en oro. Cada vez que publica sobre las criptomonedas, y en especial del Dogecoin, se revalorizan; sus compañías siguen aumentando sus beneficios, y es a día de hoy uno de los tres empresarios más ricos del mundo.

Sin embargo, al igual que su gran visión para los negocios asombra al mundo -no en vano fue el fundador del PayPal original, además de Tesla o SpaceX, entre otras muchas empresas-, también lo hace sus excentricidades.

No hace mucho reconoció que sufría del Síndrome de Asperger, algo que para muchos explica algunas de sus decisiones menos comprendidas. Como la de publicar en Twitter, su canal oficioso para hablar de todo tipo de noticias, personales y empresariales, su intención de deshacerse de todas sus propiedades.

En los últimos meses, ha vendido las viviendas que poseía en California, de donde se ha mudado para instalarse en Texas al albur de una política tributaria más ventajosa. Ahora pone a la venta su gran mansión, la última de sus propiedades. Su precio de venta: 31 millones de euros.

Cómo es la mansión de Elon Musk que puedes comprar en California

Tras tomar esa drástica decisión, Elon Musk y su familia (tiene cuatro hijos), se han mudado a Boca Chica, donde está el centro de producción de SpaceX. Mientras, el empresario intenta vender su propiedad en California. "He decidido vender la última casa que me queda. Solo necesita que la compre una familia grande que vivirá allí", escribía.

Hasta ahora, sacaba sus ingresos del alquiler del espacio para eventos. Cuenta con nueve habitaciones, nueve baños y unos amplio jardines exteriores con su correspondiente zona de piscina.

Según afirman medios estadounidenses, el millonario sería el encargado de negociar personalmente con los potenciales compradores el precio final de venta.