Carla Vigo, sobrina de la Reina Letizia, muy comedida en sus declaraciones sobre la familia

Carla Vigo quiere ser actriz, lo que choca de frente con la política de bajo perfil que la familia de la reina Letizia ha asimilado. Por ahora mantiene el pacto de silencio, pero, ¿por cuánto tiempo?

Carla Vigo, sobrina de la Reina Letizia, muy comedida en sus declaraciones sobre la familia
Leer más
Leer más

Carla Vigo sería una celebrity más si no fuera por su conexión. Es sobrina de Felipe VI y Letizia Ortiz. Desde que alcanzara la mayoría de edad, su rostro se ha vuelto muy popular y perseguido por la prensa rosa, sabedora de que en ella pueden tener a una confidente de los trapos sucios de Casa Real. Sin embargo, la política de silencio en la que vive inmersa la familia de la Reina parece en vigor también con su sobrina.

La hija de la fallecida Erika tiene un sueño que no casa bien con las perspectivas que espera de su familia la Reina Letizia: quiere ser actriz.

De momento, parece que va camino de conseguirlo, ya que ha participado en su primer videoclip como actriz con Amor Romeira, a quien parece unirla una gran amistad. De hecho, la acompañó a la presentación y posó para los medios en el photocall.

Ahora bien, a la hora de hablar sobre la Reina Letizia o su relación con la familia, e incluso de cómo es su relación con sus primas Leonor y Sofía, se muerde bien la lengua para no decir nada que pueda cortar sus aspiraciones.

Sabe que la Reina Letizia no tiene reparos en cortar con quien sea necesario para proteger a la institución, ni siquiera a la hija de su propia hermana.

Después de su polémico vídeo de fiesta con el que ha presentado como su novio, Carla Vigo mide cada una de sus palabras y acciones a fin de que nada le impida completar su meta profesional.

"De eso prefiero no hablar"

Esta es la coletilla que más utiliza Carla Vigo para evitar toda declaración sobre su real familia que pueda poner en peligro su libertad de acción. La ha utilizado recientemente para hablar de cómo ha recibido el embarazo de su tía Telma, que se convertirá en madre por segunda vez a los 48 años, o sobre la relación con sus primas.

Por ahora se mantiene discreta, pero todos esperan que llegue el momento en el que se abra al mundo rosa.