Ven al padre de Meghan Markle en el Starbucks cuando debería estar en el hospital
Ven al padre de Meghan Markle en el Starbucks cuando debería estar en el hospital
Ven al padre de Meghan Markle en el Starbucks cuando debería estar en el hospital
Leer más

Ven al padre de Meghan Markle en el Starbucks cuando debería estar en el hospital

La redacción

¿Dejó el padre de Meghan Markle el hospital tan solo dos días después de la boda de su hija? Una foto aparentemente tomada el 21 de mayo lo situaría en un Starbucks.

El sábado 19 de mayo Thomas Markle no pudo llevar a su hija hasta el altar por un buen motivo: se encontraba ingresado en el hospital debido a una importante operación de corazón. La duquesa de Sussex, muy triste, hizo oficial su ausencia unos días antes de la ceremonia. "Desgraciadamente, mi padre no asistirá a nuestra boda. Siempre he cuidado de mi padre y espero que consiga el espacio que necesita para centrarse en su salud".

Thomas Markle había confirmado en una entrevista que necesitó la colocación de un stent tras padecer un ataque al corazón. "La recuperación total llevará mucho tiempo. Permaneceré en el hospital unos días más", explicaba en aquel entonces para justificar su ausencia en la boda real.

Antes de la operación, el padre de Meghan Markle ya había dicho que no iría a la boda de su hija para no avergonzarla pero después cambió de idea y, más tarde, llegó el escándalo del trato con los paparazzi.

Una relación familiar complicada

La presencia de la familia de la duquesa de Sussex en su boda dio mucho de qué hablar. Y es que la relación de la duquesa de Sussex con su familia no es muy buena, sus familiares nunca lo han ocultado y han hablado sobre ello varias veces a los medios de comunicación.

Thomas Markle Junior, hermanastro de Meghan, explica la decepción de sus familiares por la actitud de la duquesa. Reconoció al Daily Mail que "ha olvidado realmente de dónde viene. (...) Puede que su familia estadounidense normal y corriente le avergüence".

El hermano mayor de Meghan reconoció que no se veían desde el año 2011 en el que la duquesa empezó el rodaje de la serie Suits. Con su hermanastra Samantha Grant la relación tampoco es mejor. Publicó una obra titulada The Diary of Princess Pushy’s Sister (El diario de la hermana de la princesa avasalladora) que resumen perfectamente el tipo de relación que tiene con la duquesa de Sussex.

Ninguno de los dos estaba invitado a la boda, decisión con la que no tardaron en mostrar su descontento. "Por respeto, por tradición y por humanitarismo, los Markle deberían estar invitados si 2 000 extraños lo están", sentenció en Twitter su hermanastra.

La duquesa de Sussex si esperaba asistir al enlace con su padre Thomas, quien finalmente se ausentó por motivos de salud, y con su madre Doria.

Muchas ausencias en la boda

El padre de Meghan Markle fue sin duda una de las ausencias más sonadas de la boda real, pero no fue la única de la que se habló. La familia real española no estuvo presente en la boda de Meghan y Harry, al igual que muchas otras casas reales que no asistieron al enlace.

Aunque pueda parecer un hecho llamativo, la realeza de otros países no tenía la obligación de asistir ya que el príncipe Harry no es el primero en la línea sucesoria al trono sino que ocupa el sexto lugar. La boda de Meghan y el príncipe Harry coincidía con el viaje de cooperación de la reina Letizia al Caribe. Los proyectos de la reina la obligaron a sacrificar más de un evento señalado, y es que su desplazamiento coincidía con el aniversario de bodas de los reyes, que por primera vez no pudieron pasar juntos.


Además
Sin conexión
Verifique su configuración