Un terrorista amenaza a un miembro de la familia real británicaUn terrorista amenaza a un miembro de la familia real británica
Un terrorista amenaza a un miembro de la familia real británica
Leer más

Un terrorista amenaza a un miembro de la familia real británica

Se dice que un maestro y partidario del Estado Islámico habría hecho un llamamiento a sus seguidores enviando miles de mensajes cifrados para envenenar al pequeño príncipe Jorge.

Una idea terrible

Husnain Rashid, de 31 años y profesor en el Reino Unido, ha sido acusado por seis cargos de terrorismo. Entre ellos: un ataque contra el príncipe Jorge de 4 años. El profesor fue descubierto al publicar una foto del príncipe Jorge cuando se encontraba en la puerta de la Escuela Thomas Battersea, la institución en la que cursa la educación primaria. Sus intenciones eran hacer llegar helado envenenado hasta la institución con el objetivo de atentar contra la vida del hijo mayor de Guillermo y Kate.

Consejos para ejecutar el ataque terrorista

Tal como informa The Guardian, Rashid había amenazado de muerte a un miembro "la familia real". La fiscal, Annabel Darlow, resumió las intenciones del islamista durante el juicio que tuvo lugar en la corte de Woolwich: "Tenía planeado inyectar veneno en helado de supermercado y hacérselo llegar al príncipe Jorge a través de su escuela primaria".

Además, el profesor estaría en contacto con miembros activos del ISIS. La fiscal añadía: “el objetivo principal de sus actividades era proporcionar una gran cantidad de material a través de Internet ofreciendo herramientas para realizar ataques terroristas".

La familia real no es el único objetivo del terrorista

Pero Rachid no solo tenía pensado atentar contra la Familia Real inglesa, además tenía otros objetivos. Según la acusación, Rashid también habría trazados otros planes para atacar el desfile de Halloween en Nueva York o las estaciones de trenes australianas.

El acusado fue detenido el pasado mes de noviembre, pero antes de ello, Rashid habría aprovechado para enviar alrededor de 290 mil mensajes encriptados en diversos grupos de chat para pedir ayuda a otros yihadistas con el fin de que le ayudaran a convertirse en un combatiente del Estado Islámico. El acusado se ha declarado ante el juzgado "inocente", esta situación podría prolongar el juicio seis semanas hasta esclarecer todos las acusaciones y dictar sentencia.

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración