Meghan Markle: su ex marido se sentía como “algo molestoso pegado a la suela del zapato”

Estuvo casado durante dos años con Meghan Markle, Trevor Engelson se ha sincerado sobre su relación con la ex actriz estadounidense, ahora unida al príncipe Harry. Separados por la distancia, la pareja ya no estaba en la misma onda.

Meghan Markle: su ex marido se sentía como “algo molestoso pegado a la suela del zapato”
© Getty image
Meghan Markle: su ex marido se sentía como “algo molestoso pegado a la suela del zapato”

Antes de dar el "sí" al príncipe Harry, Meghan Markle estuvo unida a Trevor Engelson, un productor estadounidense. Su matrimonio, celebrado en Jamaica, duró dos años antes de terminar en 2013. El problema es que había diferencias "irreconciliables".

Según el biógrafo Andrew Morton, autor de Meghan: A Princess in Hollywood, Meghan Markle habría devuelto a su marido, por correo, sus anillos de compromiso y de boda. Una reacción que el principal interesado no digirió. "Se sentía como algo pegado a la suela del zapato", habría confiado a un amigo, según los comentarios recogidos en el libro y de los que se hace eco The Sun este domingo 11 de julio.

La pareja tuvo que separarse (geográficamente) cuando la actriz estadounidense se comprometió en la serie de televisión Suits, rodada en Toronto (Canadá). Meghan Markle se fue distanciando cada vez más de Trevor Engelson, todavía domiciliado en la costa oeste estadounidense.

A pesar de las videollamadas, su relación no duró mucho tiempo. La descuidada aparición del productor sería uno de los motivos de la desintegración de su pareja.

"Llegaba a las citas un poco tarde y despeinado, con la camisa fuera del pantalón. Podía tener una mancha de comida en la solapa, mientras que Meghan era comedida y autocontrolada, siempre impecable",según Lady Colin Campbell, autora de una biografía sobre la esposa del príncipe Harry.

Una nueva vida lejos de los reflectores

A partir de ahora, Trevor Engelson dirige días felices en toda la discreción en Los Ángeles. En mayo de 2019 se casó con Tracey Kurland, una nutricionista estadounidense, por cierto hija de un multimillonario.

Ambos cónyuges son padres de una niña, llamada Ford Grace. La pequeña nació apenas cuatro meses después del hijo de Meghan y Harry, Archie. Pronto será hermana mayor: sus padres anunciaron que esperaban un segundo hijo, pocos días después del nacimiento de Lilibet.