Meghan Markle se salta el protocolo dos veces
Meghan Markle se salta el protocolo dos veces
Leer más

Meghan Markle se salta el protocolo dos veces

No llevan ni dos meses de casados y los duques de Sussex ya han dejado ver algún gesto que podría indicar que no todo es de color de rosa como quieren hacer ver. El príncipe Harry le quita la mano a Meghan Markle en público.

Meghan Markle no es precisamente la novia que la reina Isabel II hubiera elegido para su nieto el príncipe Harry. Este hecho hace que la duquesa de Sussex sea vigilada en cualquier gesto.

Aunque muchos han apoyado que el príncipe Harry haya elegido a Meghan Markle como su futura esposa, su pasado y sus relaciones familiares siguen atormentandoa la joven estadounidense. El hecho de que su hermano escribiera una carta al príncipe Harry para intentar anular la boda o las polémica sobre las razones por las que el padre de Meghan Markle no asistió a su boda son algunas de estas noticias que han dado una mala imagen a la duquesa de Sussex.

Su pasado como actriz en la serie 'Suits' tampoco ha sido de ayuda debido a las escenas subidas de tono, por las que, en otra época, no le habrían permitido formar parte de la familia real.

Meghan ha tenido que renunciar a muchas cosas de su vida pasada para poder unirse en matrimonio con un descendiente de la familia real. Entre algunas de esas cosas que Meghan Markle va a echar de menos son: su profesión como actriz, las redes sociales, su familia y vida social en Canadá y Estados Unidos o sus proyectos sociales que pasarán a ser decididos por la Casa Real.

A Meghan Markle le cuesta acostumbrarse al protocolo

La semana pasada, los recién casados asistieron a un evento oficial acompañando a la reina Isabel II con motivo de la entrega de los Premios de los Jóvenes Líderes de la Reina en el Palacio de Buckingham. Una ceremonia a la que asistieron personajes conocidos como el ex jugador de fútbol David Beckham.

Pese al pasado de Meghan, se rumorea que la reina Isabel II y ella han congeniado muy bien y durante esta ceremonia reafirmaron estos rumores. Por su lado, los duques de Sussex también se mostraron cómplices, sin embargo, a Meghan Markle le cuesta acostumbrarse a su nueva vida como miembro de la familia real y se saltó el protocolo hasta en dos ocasiones.

El protocolo de la Familia Real británica marca que las mujeres de la realeza deben cruzar las piernas por los tobillos o juntando las piernas para mantener la postura conforme a lo establecido por estas reglas de etiqueta. Para la foto de grupo con los jóvenes galardonados, Meghan cruzó las piernas de una manera más cómoda y natural, la cual corrigió rápidamente tras que la mujer que estaba sentada a su lado le recordara el protocolo.

Pero este fallo no fue el único, en la segunda ocasión fue el príncipe Harry quien tuvo que hacerle ver que no podía darle la mano. Y aunque en este caso no es el protocolo quien lo marca, desde siempre los miembros de la realeza no se han tocado en público. Esta tradición fue instaurada por la reina Isabel II, quien nunca ha aparecido de la mano de su marido y desde entonces, todos los miembros de la casa real han decidido respetarla.

Cuando no se ha nacido de la realeza debe ser complicado adaptarse a todos esos cambios, pero tranquila Meghan, a los que también nos gusta coger a nuestra pareja de la mano y sentarnos con las piernas cruzadas, te entendemos.

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración