Los extraños e irritantes hábitos alimenticios de la reina de Inglaterra

La reina de Inglaterra, con un plátano en la mano, lista para morder la fruta, ¿te la imaginas? Pues nunca lo verás. Porque la reina se respeta a sí misma y cuida su imagen, especialmente cuando está comiendo. De hecho, la reina tiene algunos pequeños hábitos, unos por gusto y otros por obligación.

Por obligación, nunca come ni ajo ni cebolla. Está acostumbrada a las reuniones, a las representaciones y a las entrevistas y siempre quiere tener un aliento fresco.

El chef de Buckingham Palace tiene orden de no servir alimentos con olores demasiado persistentes. Que puede haber más tendencioso que una reina que no respeta las leyes agrarias, solo come verduras o frutas de temporada.

Por su sabor, la reina solo come la carne al punto. Va a perder a sus admiradores, los amantes de las barbacoas. Los huevos, solo los consume revueltos, todas las mañanas para desayunar y tienen que ser de cáscara marrón.

Algo bastante inusual para los ingleses es que, en su mayoría, consumen huevos de cáscara blanca, es que ella los consuma de cáscara marrón. La explicación de la reina: el gusto. Además, la monarca no consume almidón (así que ni pasta ni patatas) y limita su ingesta de pan. Le encanta el pan de molde, pero sin corteza.

La asistente de Michael Jackson cuenta lo que el cantante le hacía a su mujer Lisa M. Presley
Leer más
La asistente de Michael Jackson cuenta lo que el cantante le hacía a su mujer Lisa M. Presley

Los pequeños sándwiches de atún, mayonesa, pepino y hierbas que le gustan, tienen que ser sin corteza. Y la corteza, la lanza al vuelo para alimentar a los pájaros del reino.

Para terminar, la reina de Inglaterra debe tomar sus Cups of Tea. Tiene cierta predilección por el té Earl Grey (por supuesto) con una nube de leche (siempre) pero sin azúcar.

Alejandra G.
Leer más
Sin conexión
Verifique su configuración