Los duques de Sussex lloran de la risa con el espectáculo que le dedican unos escolares

Los duques de Sussex lloran de la risa con el espectáculo que le dedican unos escolares

El viaje oficial de los duques de Sussex por Oceanía ha dejado anécdotas memorables. El choque cultural jugó una mala pasada a Meghan y Harry y les hizo vivir un momento un tanto bochornoso en uno de los actos oficiales que tenían programados en Tonga. Estudiantes de una coral dedicaron a los duques de Sussex un recital pero no pudieron aguantarse la risa en cuanto los niños empezaron a cantar. ¡Hasta se les escaparon las lágrimas!

Los duques de Sussex pusieron fin a su viaje oficial de dos semanas por Oceanía con una visita a Tonga. Durante 16 días han recorrido Australia, Tonga y Nueva Zelanda para cumplir con una apretada agenda de 76 actos oficiales. Han sido dos semanas intensas para los duques en las que ha habido desde momentos de tensión, como el susto que se llevaron cuando su avión tuvo que suspender el aterrizaje en Sydney, hasta momentos bochornosos o de muchas risas.

En su segunda jornada en Tonga, la última parada su largo tour, los duques de Sussex quedaron en evidencia por su reacción ante la actuación que un grupo de estudiantes locales les dedicó. Meghan y Harry no pudieron aguantarse la risa cuando los niños empezaron su canción para alejar los mosquitos de los bosques. 

Lo que podemos decir es que la letra de esa canción fue efectivamente un poco rara. El territorio sufrió una invasión del insecto en 2016, lo que provocó la proliferación del virus Zika. El tema se debe tomar en serio pero la actuación del coro masculino del Tupou College fue muy cómica para la pareja real. Un momento que desvela una vez más la espontaneidad de la duquesa de Sussex y su complicidad con su marido. ¡Menos mal que todo quedó en una anécdota! Te contamos los detalles en el vídeo. 

Un viaje lleno de emociones 

Lo menos que podemos decir es que el primer viaje oficial de los recién casados tras su boda va a quedar en sus memorias para siempre, especialmente porque marcó el anuncio del embarazo de Meghan Markle. Un periplo arriesgado que fue algo tenso para ella. 

Leer más
Los turbios incios de Pilar Rubio en la televisión como mujer fatal

En efecto, la pareja decidió mantener el programa previsto para el viaje aunque existía un riesgo de contaminación al virus Zika en esas zonas del globo. Recordamos que el futuro bebé real debería nacer durante la primavera de 2019

Otra de las anécdotas del viaje fue el susto de los duques en pleno vuelo. Cuando estaban volviendo a Sidney después de sus escalas en las islas Fiji y en Tonga, el avión interrumpió su aterrizaje a 40 metros del suelo, causando un brusco movimiento. El piloto decidió abortar el aterrizaje debido a la llegada de otro avión. Por suerte fue solo un susto y no tuvo mayor importancia, fue una emoción más para la pareja. El palacio de Kensington anunció aligerar la agenda de Meghan Markle para el fin de este viaje que se acabará el 31 de octubre tras una última parada en Nueva Zelanda.

Marta A
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración