Los dos toreros con los que se ha relacionado a Victoria Federica
Los dos toreros con los que se ha relacionado a Victoria Federica
Los dos toreros con los que se ha relacionado a Victoria Federica
Leer más

Los dos toreros con los que se ha relacionado a Victoria Federica

Victoria Federica, la hija de la infanta Elena, asiste regularmente a las plazas de toros junto a su madre y a su hermano. Su presencia es notoria y un alago para la afición taurina pero al parecer hay dos toreros que también están muy contentos de ver a Victoria Federica en las gradas.

La afición de la familia real por los toros es una tradición que se remonta varias generaciones atrás. Isabel la Católica no le gustaban los toros e incluso intentó prohibirlos pero su nieto Carlos I de España se atrevía incluso a bajar al ruedo. Luego vino su hijo Felipe II que también lo apoyó pero con menos entusiasmo que su padre.

La tradición se extendió a la casa francesa con Felipe IV y su mujer Isabel de Borbón. Sin embargo sus sucesores franceses Felipe IV y María de Saboya no tuvieron este afán por el mundo del toro. Posteriormente, sus sucesores de la corona española volverían a costear y a fomentar la cultura de los toros y los eventos taurinos.

El rey emérito Juan Carlos I y los toros

Comparada con el resto de aficiones del rey emérito Juan Carlos I, los toros han sido una de las aficiones más inofensivas. Sus frecuentes visitas a la plaza de toros las compaginaba con otras aficiones más peligrosas como el esquí o la caza.

De hecho, varias caídas realizando estas dos actividades han pasado factura a Juan Carlos I y han sido las culpables de su actual delicado estado de salud. Estos pequeños accidentes le han llevado a pasar por quirófano en innumerables ocasiones y a tener que utilizar una silla de ruedas para desplazarse por la Zarzuela.

En la época en la que todavía ejercía de Jefe de Estado, la presencia de don Juan Carlos en los mayores eventos taurinos era una tradición. Desafortunadamente, esta devoción del rey emérito no es compartida por su hijo, el rey Felipe, quien acude a los eventos por obligación y mucho menos apoyado por los miembros femeninos de la realeza. Por muy mal que se lleven, ambas tienen algo en común: doña Sofía y la reina Letizia comparten la misma falta de interés por los toros.

Pero la presencia real en las plazas no está completamente pérdida. El rey Juan Carlos ha conseguido contagiar su gusto por los toros a su hija, la infanta Elena y a sus nietos, Froilán y Victoria Federica, quienes se han convertido en los nuevos representantes de la familia real en los ruedos.

La polémica por el brindis de una oreja a Victoria Federica

El pasado sábado, como cualquier otra tarde, Victoria Federica se encontraba en la plaza de toros presenciando una corrida durante la semana Grande de Málaga. Pero las alarmas han saltado tras que un torero le brindara su sexta oreja a la hija de la Infanta junto a un malinterpretado mensaje.

El joven se llama Andrés Roca Rey, es peruano, tiene 21 años y es una promesa taurina que allí donde torea, las taquillas tienen que sacar el cartel de "no hay billetes".

Al parecer, al entregarle la oreja, el joven le dijo a Victoria Federica: "Brindo por un futuro juntos, eres la reina de mis ojos". Algo que el representante del torero se apresuró a desmentir corrigiendo las palabras que Roca Rey le dijo a Victoria Federica: "Brindo por el futuro de la fiesta de los toros y de la institución que representas. Y por que los podamos ver (los toros) todos juntos mucho tiempo".

Pero este no sería el único torero con el que se ha relacionado a Victoria Federica. Al parecer la joven ya habría coqueteado con Gonzalo Caballero, otra joven promesa del mundo de los toros y un gran amigo de su hermano Froilán.

No sabemos quién se ganará el corazón de la joven, lo que sí que está claro es que el que quiera conquistarla tendrá que tener los toros entre sus aficiones.

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración