La triste muerte que sacude a la Familia Real
La triste muerte que sacude a la Familia Real
La triste muerte que sacude a la Familia Real
Leer más

La triste muerte que sacude a la Familia Real

Tristes noticias del Castillo de Windsor. Irónicamente, justo antes de la boda de Harry y Meghan, la notificación de una muerte sacude la casa real.

La reina Isabel II es una amante declarada de los perros, pero especialmente de los Pembroke Welsh Corgi. Desde pequeña ha sido su mascota preferida. Con solo 7 años de edad, Jorge VI, el padre de la reina le regaló su primer corgi. El corgi es una raza de perro de origen inglés que se caracterizan por ser cortitos de patas, su cabeza se parece a un zorro y no tienen cola. En su 18 cumpleaños la reina recibió uno de los mejores regalos: Susan, su primera corgi. Esta fue la primera de un gran linaje de perros corgis que han acompañado a la familia real durante más de 65 años.

El pasado domingo 15 de abril, la reina perdió a la última perrita de una descendencia de más de 30 corgis. Toda la familia está afectada por la muerte de Willow, pero es especialmente a la reina Isabel II a quien le ha afectado más esta muerte. Los medios británicos han comunicado que la perrita era una de las más amadas por la reina, tan fuerte era el amor que le tenía, que la reina se llevó a Willow en su luna de miel con el duque de Edimburgo.

Una lucha contra el cáncer

Willow ha fallecido a sus 14 años tras pasar por un largo cáncer. Esta pertenecía a la 14ª generación de Corgis que comenzó con Susan, la perrita que le regalaron por su 18 cumpleaños. Según el Daily Mail, la Reina ha querido redimir a su amada perra de su sufrimiento y, por lo tanto, le habrían aplicado la eutanasia.

Los corgis de la Reina eran estrellas

Willow tuvo una vida emocionante y una gran cantidad de fans debido a sus apariciones estelares en público. Su mayor aparición fue en un sketch publicitario protagonizado por la reina Isabel II en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de 2012. Willow compartió escena con Daniel Craig que interpretaba a James Bond. Los corgis de la Reina eran conocidos en todo el mundo, ya que los cannes adornaban numerosas portadas de conocidas revistas como Vanity Fair. También podemos ver a la Reina junto a uno de sus queridos corgis en una moneda de plata emitida en 1977. Incluso en las figuras del museo de cera Madame Tussaud, los corgis tienen un lugar especial al lado de la familia real.

No a una vida sin perros

Aunque todos los corgis del linage de Susan han muerto, la reina Isabel aún tiene otros tres perros. La regente tiene un corgi que adoptó cuando su dueño falleció y dos dorgis más (una mezcla de corgi y tekel). Sin embargo, la Familia Real británica ha declarado que no quieren criar más perros. En 2015, la reina contó al Daily Mail que los corgis son animales muy movidos que podrían provocarle una caída.

Otros artículos sobre Isabel II:

La reina Isabel II montada a caballo

Un guarda estuvo a punto de martar a la reina Isabel II

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración