La Familia Real Británica está de luto

La Familia Real Británica está de luto

Un terrible accidente se ha llevado por sorpresa a una persona querida por la Familia Real británica. Te contamos todos los detalles en el vídeo.

Un duro año para la reina

El 2018 no está siendo un año fácil para la monarca. El pasado mes de abril la Familia Real británica tuvo que enfrentarse a otra dura pérdida. Fallecía el último Corgi de la Reina Isabel II, las fieles mascotas que la han acompañado durante años. 

Con Willow, descendiente de Susan, la primera Corgi que tuvo la monarca británica, acababa el linaje de canes reales. La Reina Isabel siempre tuvo claro que una vez que fallecieran sus Corgis no querría tener más. Su perro murió por padecer cáncer a los 14 años de edad, tuvo una vida longeva para tratarse de una raza aunque finalmente se lo llevase una enfermedad.

Leer más
La sobrina de Lady Di hereda la belleza de la princesa

El periódico Daily Mail publicó unas declaraciones de una fuente cercana al Palacio de Buckingham que reconocía que aunque la monarca lloró la muerte de todos sus perros, la pérdida de Willow fue un golpe especialmente duro para ella. Esto se debe a que el perro representaba el último vínculo que le quedaba a la reina con sus padres. 

Enterraron a su última mascota en un cementerio especialmente reservado para los canes de la Familia Real británica. Willow descansa en paz junto con el resto de Corgis reales en el castillo de Balmoral.

Un dispositivo preparado

Esta vez la Familia Real británica dice adiós a un allegado, pero pronto podría ser la propia monarca. La Reina Isabel II tiene una edad muy avanzada y una salud cada vez más delicada que hacen temer por su vida. Hace unos meses Inglaterra ya hizo un simulacro de cómo sería su fallecimiento, preparándose para lo peor. 

El día que la Reina Isabel II fallezca hay un estricto protocolo que seguir. Será el Príncipe Carlos, su hijo, quien tome el trono de Inglaterra a sus 70 años de edad. Aunque la sucesión del trono estaría por ver, puede ser que el futuro monarca decida saltar la línea sucesora debido a su avanzada edad, la cual recaería sobre el Príncipe Guillermo, tercero en la línea de sucesión. Por detrás estarías su hermano el duque de Sussex y sus tíos, los hermanos menores de la Reina Isabel II.

Por ahora hay un plan de actuación que tiene controlados hasta el último de los pequeños detalles para que el día que esto ocurra no haya nada en el aire. Entre otras cosas el Gobierno ha previsto días de duelo y luto, ceremonias religiosas, los invitados que asistirán y los soldados de las Fuerzas Armadas que participarán en el cortejo.

El nombre con el que se conoce al plan es The London Bridge (El puente de Londres), que será igualmente la clave que el secretario personal de la reina utilizará para dar a conocer al Primer Ministro el fallecimiento de la monarca. “El puente de Londres ha caído” será la frase en clave que iniciará la activación del protocolo. 

• Antonio Lucas
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse