El plan de la reina Isabel II para salvar el Palacio de Buckingham
El plan de la reina Isabel II para salvar el Palacio de Buckingham
El plan de la reina Isabel II para salvar el Palacio de Buckingham
Leer más

El plan de la reina Isabel II para salvar el Palacio de Buckingham

El Palacio de Buckingham no es la mansión de ensueño que todos imaginamos. Detrás del edificio señoral se esconde una residencia anticuada y muy poco funcional que no está bien preparada para la vida del día a día de la familia real británica. Hace falta un buen plan de acción para salvarlo pero la reina Isabel II ya lo tiene todo controlado para sacar a flote su casa. ¡God save the Buckingham Palace!

El Palacio de Buckingham necesita algo más que una manita de pintura. Desde los años 50 no se reforman sus instalaciones y lo cierto es que su acondicionamiento no es el ideal para hacer de esta mansión una residencia fija.

Una polémica reforma

La reforma de la residencia de la familia real británica es más que necesaria. El cableado que hay en el edificio supone un alto riesgo de incendio y las calderas, tuberías y generadores hace años que no se cambian. De hecho, la última reforma que se hizo en el palacio fue en 1952, año en el que la monarca asumió el trono de Inglaterra tras la muerte de su padre el rey Jorge VI. Ni siquiera fue una renovación trascendente, fue meramente decorativa y ya va siendo hora de darle un aire nuevo a la mansión.

Sin embargo los ingleses no están del todo contentos con la renovación del Buckingham. La reforma fue aprobada por el Parlamento de Westminster y los trabajos dieron comienzo en abril de 2017.

En su momento fue una decisión de lo más polémica ya que todos los trabajos se van a financiar con el dinero del contribuyente. La reforma va a ser especialmente costosa: se requieren 429 millones de euros (369 millones de libras) para llevas a cabo toda la reforma que tendrá una duración de 10 años.

Es comprensible que no todo el mundo esté conforme con una renovación tan costosa. Para financiarla se incrementó un 66% la Subvención de la soberana, los fondos públicos que financian las funciones de la reina. Una vez terminados los trabajos volverán al 15% previo.

Un edificio simbólico

Más allá de querer salvarlo por considerarlo su hogar, el Palacio de Buckingham es un edificio histórico. La residencia oficial de la reina de Inglaterra es además el lugar en el que se celebran las ceremonias oficiales y visitas de Estado.

El monumental palacio es célebre por albergar una parte sustancial de la gran colección de obras de arte de la reina Isabel II. En sus inicios fue construido para el primer duque de Buckingham a modo de pequeño hotel o segunda residencia, pero en 1762 pasó a manos de la realeza británica cuando el rey Jorge III lo convirtió en su residencia permanente.

Hoy en día esta construcción se ha convertido en el símbolo principal de la monarquía británica. ¿Qué turista no se ha hecho alguna foto durante los cambios de guardia delante de las rejas de este monumental edificio?

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración