El peor día que ha vivido la reina Isabel II durante su reinado

El peor día que ha vivido la reina Isabel II durante su reinado

La reina Isabel II es la monarca más longeva. En los 65 años que lleva al frente del Reino Unido ha vivido todo tipo de momentos y ha tenido que afrontar duras adversidades como la muerte de Diana de Gales en el accidente de tráfico o el más reciente Brexit que ha puesto al país en una delicada situación económica y social. Sin embargo no han sido ninguno de esos dos momentos los más duros para la reina. La monarca se confió en una ocasión a su ex guardia Andrew Parker-Bowles y le confesó cuál fue el día más duro de su reinado. Fue él quien posteriormente dio a conocer el peor día de la vida de la reina Isabel II. ¡Te contamos todos los detalles en el vídeo!

A lo largo de los 65 años del reinado de Isabel II, la monarca ha vivido sin duda muchos días de felicidad pero también muchos otros que preferiría olvidar. El repentino fallecimiento de Diana de Gales en el trágico accidente de coche, la reciente muerte del último corgi de la familia real británica e incluso la voluntad de los ingleses de salir de la Unión Europea fueron algunos de los días más delicados a los que la monarca tuvo que hacer frente. Andrew Parker-Bowles, ex guardia de la monarca, ha revelado una confesión que le hizo la reina y es que ha dado a conocer cuál fue el peor día de su vida. ¡No te lo pierdas en el vídeo!

Duelo por la muerte de Willow 

Este año la vida le ha vuelto a dar un duro revés a la reina Isabel II. Fallecía Willow, el último corgi de la dinastía de perros que han crecido junto a la monarca. 

Para muchos la pérdida de una mascota puede ser igual de dura o más que la de un familiar o ser querido. Es el caso de la reina, quien siempre tuvo un gran apego a sus pequeños peludos.

Willow era descendiente de Susan, la primera corgi que tuvo la reina Isabel II. A pesar de que estos perros le han acompañado durante todo su reinado, ahora la reina no quiere volver a tener mascotas. El periódico Daily Mail publicaba unas declaraciones de una fuente cercana a la realeza británica que asegura que la pérdida de Willow fue un golpe muy duro para ella y que la monarca lloró la muerte de todos sus perros como si fueran un familiar más. Willow era más que un perro para Isabel II, era el único vínculo que le quedaba con sus padres. 

El animal falleció este año por un cáncer pero pudo disfrutar de una larga vida, igual que la monarca. El corgi murió a los 14 años de edad, algo raro para tratarse de esa especie. Willow descansa en un cementerio reservado para los perros de la Familia Real británica en el castillo de Balmoral.

Los corgi siempre han sido los canes de la familia real británica. Los perros de esa raza son excelentes animales de compañía, son muy cariñosos con sus dueños y muy buenos defensores del hogar. ¡Entendemos que la reina les tuviera tanto apego!

• Antonio Lucas
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse