El hijo mayor de Urdangarín y la infanta Cristina desafía las reglas de la familia real
El hijo mayor de Urdangarín y la infanta Cristina desafía las reglas de la familia real
El hijo mayor de Urdangarín y la infanta Cristina desafía las reglas de la familia real
Leer más

El hijo mayor de Urdangarín y la infanta Cristina desafía las reglas de la familia real

La redacción

Tras el ingreso de Iñaki Urdangarín en prisión, la infanta Cristina hizo una visita clandestina a su madrido la Casa Real española quiere que no se les vincule con el caso Noos para no dañar su imagen. Por eso se ha estipulado que los miembros de la realeza no acudirán a ver al ex duque de Palma, pero parece que no todo el mundo está dispuesto a acatar las reglas.

Hace tres semanas que se hizo efectivo el ingreso en prisión de Iñaki Urdangarín en en el Centro Penitenciario de Brieva, en Ávila. Durante este tiempo ha recibido visitas de sus familiares más próximos, su madre y sus hermanas. La infanta Cristina acudió fugazmente a la prisión para ir a ver también a su marido aunque la Casa Real ha dejado muy claro que no quiere que se vincule a ninguno de sus miembros con nada relativo al caso Nóos.

Parece que esta decisión no ha gustado mucho a Juan Valentín, hijo primogénito de los ex duques de Palma. Recién cumplidos sus 18 años ha decidido tomar sus propias decisiones y actuar según su voluntad pese a las directrices de la familia real, cosa que no ha hecho mucha gracia a la reina Letizia. ¡Te damos todas las claves de la historia en el vídeo!

La clandestina visita de la infanta

La hermana del Rey se reunió en la cárcel con su marido Iñaki Urdangarín el pasado domingo 24 de junio. Mantuvo un encuentro con él durante 40 minutos.

La infanta Cristina llegó a la prisión de Ávila muy discretamente. Ni siquiera la prensa se percató de su presencia. Apareció en el Centro Penitenciario de Brieva sobre las dos de la tarde con un coche con los cristales tintados avisando tan solo media hora antes de llegar a los responsables de la prisión. Visitó a su marido en un horario diferente al establecido para el resto de presos con la finalidad de no alterar el normal funcionamiento de la cárcel, una excepción que se permite con ciertos reclusos.

La infanta no ha sido la única persona cercana que ha ido a visitarle, su familia más próxima también fue a darle todo su apoyo. Su madre Claire fue la primera en acercarse a Brieva para reunirse con su hijo y también lo hizo en la más estricta cautela para evitar que el encuentro trascendiera. Laura y Ana, las hermanas del ex duque de Palma acudieron posteriormente a Ávila. Acompañadas de sus maridos, estuvieron tres horas reunidas con Iñaki, el tiempo reglamentario con el que cuenta cada preso para las visitas de familiares.

Iñaki Urdangarín pasará encerrado en ese centro cinco años y diez meses cumpliendo una condena por delitos de malversación, prevaricación, tráfico de infuencias, fraude y delitos fiscales. Ha recurrido la sentencia del Tribunal Supremo y ha pedido al Tribunal Constitucional la nulidad de su condena por falta de "base material lógica". El ex duque de Palma apoya su petición en las contradicciones y conclusiones predeterminadas que cree que se han hecho al juzgar el caso Nóos.


Además
Sin conexión
Verifique su configuración