El capricho de Meghan que va a enfadar al príncipe Carlos

Ahora que Meghan y Enrique inician su primer viaje oficial a un país de la Commonwealth, la exactriz se ha permitido un pequeño capricho: llevar con ella a su estilista persona. Sin embargo, esto no parece agradar a su suegro, el príncipe Carlos.

El capricho de Meghan que va a enfadar al príncipe Carlos
Leer más
Leer más

Tras anunciar el embarazo de Meghan Markle, el duque y la duquesa de Sussex iniciaron el pasado domingo 14 de octubre su primer viaje oficial a un país de la Commonwealth: la pareja va a pasar tres semanas en Australia y en Nueva Zelanda. Para este viaje Meghan Markle ha tenido una pequeña exigencia: llevar con ella a su amiga y estilista personal, Jessica Mulroney. Y no es de extrañar, pues la duquesa necesitará consejos de estilo, ya que tendrá que cambiarse de ropa... ¡tres veces al día!

Jessica Mulroney es originaria de Canadá. Diseñó ropa para muchos famosos del país, especialmente para Sophie Trudeau, la esposa del primer ministro canadiense Justin Trudeau. Conoció a Meghan Markle durante el rodaje de Suits, la serie que la hizo famosa. Se llevaron de maravilla desde el primer momento.

Jessica fue una de las personas que hizo posible que la boda de la pareja real que se celebró el 19 de mayo 2018 fuese todo un éxito. Organizó las pruebas del vestido de boda para su amiga y es una de las pocas personas que sabe quién lo diseñó, pues no ha trascendido a la opinión pública. Además, sus 3 hijos Brian, John e Ivy tuvieron un papel clave ya que acompañaron a la novia durante la celebración al lado del príncipe Georges y de la princesa Charlotte. La estilista ha sido proclamada como “una de las mujeres más influyentes del mundo en el sector de la moda internacional” en el programa estadounidense Good Morning America.

Una nuera despilfarradora

Según la revista Elle, este capricho estilístico no le hace mucha gracia a su suegro, el príncipe Carlos, ya que es él quien cubre los gastos de sus hijos y sus correspondientes esposas. Desde que entró oficialmente en la familia real el pasado mes de mayo, la exactriz de Suits parece haberse gastado 173 000 euros... solo en ropa. Cuando viajó a Irlanda con su esposo en Julio, la Duquesa de Sussex gastó 32 000 euros en ropa, accesorios y joyas en tan solo 24 horas. Incluso más que su cuñada, Kate Middleton, la cual "solo" ha gastado 130 000 euros en un año.

Al principio a Meghan Markle le gustaban más atraída las pequeñas marcas desconocidas pero ahora ha empezado a disfrutar del lujo y de diseñadores de moda prestigiosos como Stella McCartney, Givenchy o Dior. Una gran diferencia que el príncipe Carlos parece no haber dudado en señalar.

Según la revista femenina, el príncipe mostró su descontento a principios de mes, pero por lo visto no ha tenido mucho efecto. Eso podría explicar por qué la Duquesa pagó totalmente el viaje de su estilista, seguramente para evitar un escándalo...