Abucheos e insultos a los Reyes durante sus vacaciones en Palma de Mallorca

La semana pasada los Reyes se desplazaban a Palma de Mallorca con sus hijas para disfrutar de unos días de vacaciones en la residencia veraniega de los Reyes eméritos. Es una de las pocas ocasiones del año en la que los patriarcas de la Familia Real consiguen reunir en su a la familia al completo, aunque no ha podido ser así esta vez. En el palacio de Marivent ha habido dos grandes ausentes: Iñaki Urdangarín, el marido de Cristina de Borbón que cumple actualmente condena en prisión por el Caso Nóos, y el padre del Rey, cuya ausencia se debe a su frágil estado de salud.

Abucheos e insultos a los Reyes durante sus vacaciones en Palma de Mallorca
Leer más
Leer más

Los Reyes organizaron la tradicional recepción a las autoridades de las Islas Baleares a su llegada a la isla a la que acudieron cerca de 450 invitados y medios de comunicación. Aunque muchos partidarios de la monarquía se acercaron a las puertas del Palacio de la Almudaina para dar su apoyo a la Familia Real en el que está siendo su año más difícil, los monarcas no fueron bien recibidos por todos. Republicanos y antimonárquicos se concentraron también en los alrededores para mostrar su descontento. ¡Te damos todos los detalles en el vídeo!

El desplante de las autoridades políticas

Los antimonárquicos que se concentraron en los alrededores del Palacio durante la recepción de los Reyes no fueron los únicos que hicieron un feo a la Familia Real. A la recepción acudieron más de 450 invitados, sin embargo no estuvieron presentes muchas de los representantes políticos de la isla y empresarios de renombre.

Hubo notables autoridades de las Baleares faltaron a la recepción. Entre las grandes ausencias cabe destacar las del presidente del Parlamento de las Islas Baleares, Baltasar Picornell, el presidente del Consell de Mallorca Miquel Ensenyat y el alcalde Antoni Noguera. Tampoco asistieron representantes políticos de Podemos ni de Més, que forman parte del Pacte que gobierna la isla. Aunque los otros invitados justificaron su ausencia no lo hizo así el presidente de la OCB, quien abiertamente reconoció que no iba por motivos reinvindicativos.

¿Una familia al borde de la ruptura?

Entre las grandes ausencias no solo destacan los desplantes de algunas autoridades políticas de la isla. Don Juan Carlos no acudió este año a Palma de Mallorca para reunirse con su familia por motivos de salud.

Según confirmaron fuentes de la Zarzuela, este agravamiento de su salud tampoco permitiría al monarca emérito participar en las regatas de la Copa del Rey, muy a su pesar. El gabinete de comunicación de la Casa Real emitió un comunicado para hacer oficial que el rey emérito no asistiría a la isla.

El Servicio Médico de la Casa de SM el Rey ha comunicado a SM el Rey don Juan Carlos que no debe realizar actividades físicas intensas debido a la reagudización, por sobrecarga de apoyo, de una antigua lesión en la articulación cubitocarpiana derecha que le ha generado problemas musculares asociados en regiones cervical y lumbar derecha, que en este momento podrían verse agravados”.

Su Majestad Felipe VI declaró a los medios en la recepción que su padre se encontraba muy apenado por no haber podido ir a la isla este año. Apenado por perderse la regata seguro, pero nosotros creemos que para él es más bien un alivio ahorrarse unos días de convivencia con su "queridísima nuera".