Este hombre se bañó en masilla y se arrepintió enseguidaEste hombre se bañó en masilla y se arrepintió enseguida
Este hombre se bañó en masilla y se arrepintió enseguida
Leer más

Este hombre se bañó en masilla y se arrepintió enseguida

Cuidado, no hagáis esto en casa. Este hombre se divirtió sumergiéndose en una bañera llena de masilla, es decir una especie de pasta plástica a base de resina. Aparece sonriente y sin miedo cuando prueba este gracioso experimento, pero unos segundos después de haberse metido entero en el líquido viscoso, se arrepiente de haberlo hecho. Durante los minutos siguientes, este hombre lucha contra esta materia que se vuelve cada vez más viscosa y pegajosa en contacto con la piel. Como empieza a sentirse asfixiado, saca su busto, después los brazos y finalmente las piernas... Ufff... ¡Por poco!

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración