Cómo resolver los conflictos con un niño sin montar un drama
Cómo resolver los conflictos con un niño sin montar un drama
Cómo resolver los conflictos con un niño sin montar un drama
Leer más

Cómo resolver los conflictos con un niño sin montar un drama

¿Tu hijo (o hermano pequeño, sobrino, ahijado...) hace de las suyas y no consigues calmarlo? El método "APR", promovido por psicoterapeutas británicas, podría ayudarte a resolver todos los conflictos.

Basta con tres pequeños consejos para resolver todos los problemas que podamos encontrar con un niño. O eso es, en esencia, la promesa de un método educativo que recomiendan dos psicoterapeutas británicas.

Un proceso dividido en tres partes que permite resolver cualquier conflicto con un niño. ¿Cómo funciona este pequeño milagro? El proceso que han establecido Heather Turgeon y Julie Wright se llama APR (ALP por sus siglas en inglés), que proviene de las palabras Armonizar, Poner límites y Resolver el problema. Ambas especialistas hablan más detalladamente sobre este método en su libro "Now Say This" (Ahora, di esto).

"Se trata de poner unos límites claros y de hacer aplicar las reglas, pero también de ayudar a tu hijo a hacer mejores elecciones o a resolver el problema", explicaron las autoras en The Independent. "Cuando los padres son empáticos y coherentes, los niños tienen más posibilidades de aprovecharlo y cultivar su sentido innato del bien y del mal".

Empatía y coherencia

En la realidad, en caso de un conflicto (capricho, crisis, negarse a ir a la cama, pelea con sus hermanos...), en primer lugar, hay que "armonizar" o estar en sintonía con ellos. Para ello, ponte a la altura del niño y explícale que comprendes su decepción o cólera.

Segunda etapa: "poner límites", explicándole al pequeño la situación y lo que deseas.

Por último, "resuelve el problema", llegando a un acuerdo que evitará la frustración y motivará a tu hijo a portarse bien.

Es decir, que se trata de una sabia combinación de empatía y coherencia. "Lo más importante es demostrarle a tu hijo que intentas comprender qué es lo que ocurre, aunque su comportamiento parezca completamente irracional", precisaron las especialistas en el diario británico.

¡Solo queda probarlo!

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración