Presión arterial baja: hipotensión, causas y tratamiento

Presión arterial baja: hipotensión, causas y tratamiento

La hipotensión o tensión arterial baja, lo contrario a la hipertensión, es una bajada de la tensión a un nivel muy bajo, siendo el caso más habitual el de hipotensión ortostática. Normalmente no tiene consecuencias y es pasajera.

Qué es la hipotensión o presión arterial baja

Tener la presión arterial baja puede parecer positivo ya que no es nada saludable tenerla alta (hipertensión). Sin embargo, cuando el nivel de la presión arterial es muy bajo se considera un problema. La hipotensión es un trastorno cardiovascular que hace que se ejerza menos presión de la sangre en la pared arterial y que se genere una bajada en la presión arterial.

La hipotensión provoca mareos que pueden acabar en algunos casos. Este trastorno puede llegar a ser mortal. 

Los valores corrientes son los siguientes: 90 milímetros de mercurio es el número más alto y se conoce como presión arterial sistólica. La presión arterial baja puede ser de 60 milímetros de mercurio. Este valor se conoce como presión arterial diastólica.

Tipos de hipotensión

Hay dos tipos de hipotensión arterial: hipotensión ortostática e hipotensión postprandial.

- Hipotensión ortostática, es la más habitual y supone una bajada de tensión tras un movimiento brusco como es levantarse muy rápido.

- Hipotensión postprandial afecta sobre todo a personas mayores y tiene lugar tras las comidas, cuando la sangre se centra en el sistema digestivo para favorecer la digestión.

La hipotensión puede generar malestar vagal, pero en ningún caso complicaciones graves.

Síntomas de la presión arterial baja

Se trata de una afección asintomática, pero en algunos casos puede aparecer

- Fatiga

- Mareos

- Sofocos

- Visión borrosa

- Taquicardia

- Desmayos en los casos más serios

Causas de la hipotensión

Es muy importante detectar las causas de la presión arterial baja para poder ponerle remedio cuanto antes.  Algunos de los factores más habituales que generan hipotensión son:

- Deshidratación

- Las varices

- Consumo de alcohol

- Algunos medicamentos

- Fumar cannabis

- Enfermedad del sistema nervioso (esclerosis múltiple o el Parkinson)

La hipotensión puede producirse también por una pérdida importante de sangre, sobre todo en las personas anémicas. Otras personas susceptibles a la enfermedad son:

- Las embarazadas

- Las personas mayores

- Los diabéticos

- Las personas con problemas cardíacos

Diagnóstico de la hipotensión

El diagnóstico es complejo por la diversidad de causas que pueden ocasionar situaciones que aumentan la tensión de forma temporal.

Lo más adecuado para conocer si se tiene hipotensión aplicar un procedimiento conocido como medida ambulatoria de la presión arterial (MAPA), éste consiste en obtener un registro automático de la tensión durante 24 horas cada 15 minutos durante el día y 30 durante la noche.

El diagnóstico de la hipotensión es positivo cuando la presión sistólica se encuentra sobre los 90mmHZ.

Tratamiento de la presión arterial baja

No hay un tratamiento específico para la hipotensión, ya que los síntomas desaparecen modificando el estilo de vida evitando principalmente la ingesta de alcohol, beber mucha agua, entre otros.

En los casos graves de hipotensión ortostática crónica, el médico puede recetar medicamentos de fludrocorticosa que ayudan a aumentar el flujo sanguíneo.

Leer más
El truco para aliviar los dolores de la ciática en 60 segundos

Presión arterial baja: remedios caseros

Principalmente los remedios caseros consisten en: beber más líquido, ingerir productos con sal, aromaterapia y aceites esenciales y tener una dieta equilibrada.

Marta A
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración