Pensaba que tenía un simple problema de visión, pero el médico le confirma lo peor

Pensaba que tenía un simple problema de visión, pero el médico le confirma lo peor

Una inglesa de 54 años consultó en varias ocasiones a un oftalmólogo, sin éxito. Fue después de una IRM cuando la mujer recibió por fin un diagnóstico.

Margi Garner, de Liverpool, fue diagnosticada de un tumor cerebral «del tamaño de una naranja». Todo comenzó mientras iba en coche.

«Una imagen misteriosa»

Mientras conducía, Margi Garner frenó violentamente pensando haber visto una «imagen imprecisa» en la carretera, declara a Liverpool Echo.  «Todo comenzó cuando vi una sombra en la carretera y pensé que era un peatón. Frené en seco, pero se trataba de la rama de un árbol. Después fui a la óptica, donde me hicieron un test de visión y me vendieron unas gafas. Pensé: “no tiene importancia, te estás haciendo mayor”». Sin embargo, la visión de esta abuela de seis nietos empeoraba cada vez más, hasta el punto de no ver más que el contorno de los objetos. Por ello, decidió ir al hospital Royal de Liverpool, donde se hace, con reticencia, una IRM.

Un tumor del tamaño de una naranja

Leer más
Una madre devuelve a sus gemelos adoptados y ahora no puede vivir con el remordimiento

La mujer de cincuenta años explica que los radiólogos descubren un tumor «del tamaño de una naranja» antes de añadir «cuando la cirujana me vio me dijo: no sé cómo puede usted seguir viva». La cirujana no pudo extraer todo el tumor, pues estaba cerca de uno de los principales vasos sanguíneos del cerebro.

A pesar de todo, la operación fue un éxito y Margi Garner parece encontrarse mejor. Pero en una cita de seguimiento, los médicos descubrieron en 2016 que su tumor había vuelto. La inglesa decidió entonces someterse a un tratamiento de radioterapia durante seis semanas, lo que redujo el tamaño del tumor y le salvó la vida. Después, la ciudadana de Liverpool decidió hacerse voluntaria en el Walton Centre y acompañar a otros pacientes de cáncer.

Foto: Getty 

Natalia C
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración