Escarlinata en adultos y mujeres embarazadas
Escarlinata en adultos y mujeres embarazadas
Leer más

Escarlinata en adultos y mujeres embarazadas

Los adultos que suelen sufrir escarlatina, son aquellos que no la han padecido de pequeños, pero existen raras ocasiones en las que la escarlatina puede volver a manifestarse.

Adultos con escarlatina

La escarlatina en adultos se produce cuando la cepa de la bacteria es muy distinta a la que se contrajo por primera vez y por tanto, las defensas del organismo no son lo suficientemente eficaces.

Escarlatina en adultos: Síntomas

Habitualmente, un adulto puede sufrir la escarlatina por contagio. Los casos más comunes se dan en niños pequeños que han infectados a los padres.

Los síntomas son los mismos que presentará un niño que sufre escarlatina. Dichos síntomas son los siguientes:

- Fiebre elevada

- Dolor abdominal

- Vómitos

- Erupción cutánea.

En los adultos, la escarlatina puede ser más grave lo que hace que sea importante consultar a un médico con la aparición de los síntomas. El doctor, podrá prescribir un tratamiento adecuado para evitar complicaciones y luchar contra la bacteria.

Riesgo de una mujer embarazada con escarlatina

No es habitual encontrar mujeres embarazadas que sufran de escarlatina. Estos casos, suelen deberse a contagio por medio de contactos con otros niños que la padezcan ya que se trata de una enfermedad muy contagiosa.

Los niños cuyas madres han sufrido de escarlatina, no presentan ningún tipo de malformación o patología originada por el estreptococo o toxinas. No existe por tanto, amenaza para el feto, pero es importante que la madre sea adecuadamente tratada para evitar riesgos y complicaciones.

Síntomas escarlatina mujer embarazada

En el caso de las mujeres embarazadas los síntomas son exactamente los mismos que en cualquier otra persona y niño: dolor de garganta y erupciones cutáneas.

En caso de dar positivas las pruebas de la escarlatina, se propondrá un tratamiento de antibióticos. Este tipo de medicamento no afecta al feto, pero puede suponer una complicación renal y por ello se realizarán durante varios días un control de orina que comprobará el nivel de albúmina.

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración