Las sorprendentes consecuencias que las telenovelas y los realities tienen para tu cerebroLas sorprendentes consecuencias que las telenovelas y los realities tienen para tu cerebro
Las sorprendentes consecuencias que las telenovelas y los realities tienen para tu cerebro
Leer más

Las sorprendentes consecuencias que las telenovelas y los realities tienen para tu cerebro

¿Hay algo que nos guste más que una telenovela o un buen reality televisivo? Consumimos estos programas de manera increíble y sin mesura. Nos queremos enterar de todo y meternos en la vida de los personajes/participantes y nos enganchamos. Sin embargo, ¿sabes lo que le hacen estas emisiones a tu cerebro? Te lo contamos todo.

Si eres de las que no se pierden una buena telenovela dramática y pierdes la cabeza por enterarte de todos los detalles del último reality televisivo más top, este artículo te interesa.

Cuando nos sentamos frente a la televisión a ver estas emisiones nos sentimos enganchadas, queriendo saber más y estamos sedientas de todo lujo de detalles sobre sus personajes o participantes.

¿No te da la sensación de que estás consumiendo una especie de droga? No creas que solo te pasa a ti. Todas caemos en esa tentación una vez vemos un par de capítulos. ¿Sabes qué es lo que pasa en tu cerebro en esos momentos?

Una psicóloga llamada Fabiola Cuevas ha escrito unas directrices muy acertadas y concretas en su blog desansiedad.com y ahora nosotras venimos a contarte sus principales puntos y resultados.

Al parecer, hay estudios que demuestran que las telenovelas tienen un efecto negativo en el cerebro. Fue el catedrático y neurólogo de la Universidad de Salsburgo (Austria), Erwin Höllinger, el que dio con la clave.

"Las telenovelas pueden llegar a ser tan dañinas para el cerebro humano como lo son el consumo excesivo de ciertas drogas, produciendo síntomas tales como apatía generalizada, irritabilidad, trastornos de la personalidad e incluso demencia", señala el experto.

Pero ahí no queda todo, porque al parecer lo más dañino de las telenovelas es que crean estereotipos de belleza y actitud, entre otros, y que pueden causar problemas. O eso es al menos lo que señala Mario Diament, profesor y director del Programa de Maestría de la Escuela de Periodismo de la Universidad Internacional de la Florida.

“Lo peligroso de las telenovelas es que crean estereotipos. No es que estimulen la violencia pero, al presentar ciertas conductas como normales, las legitiman”, señala el experto y además recalca que indicen de manera indirecta en la reproducción de roles familiares y de género, que en muchísimas ocasiones son machistas.

La experta Cuevas insiste en que nosotras mismas tenemos que ser capaces de elegir un contenido adecuado con el que alimentar nuestro cerebro.

"Cada vez que ves, escuchas o platicas algo que trae consigo drama, chisme o estrés, tu cuerpo no distingue si eso que estás escuchando es real o no, tampoco si tú lo estás viviendo o no, simplemente reacciona en consecuencia segregando adrenalina, cortisol y demás hormonas que en exceso dañan a tu cuerpo y te generan ansiedad", comenta la mujer.

El hecho además de vivir más la vida de otros en vez de hacer lo propio con la nuestra, es algo que interfiere en nuestro desarrollo personal y en nuestra felicidad.

Eso sí, la experta recalca que no es que todas las telenovelas sean malas para tu cerebro, pero sí que expresa que hay algunas llenas de drama estereotipos exagerados, juicios de “el bueno y el malo” y que no te hacen reír. Y esas son específicamente las tóxicas con las que sentimos una falsa empatía y nos "emboban".

Entonces, ¿cuáles son los principales daños que te general las telenovelas dramáticas? Los más notables son: hacen aumentar tus estereotipos y juicios sobre las conductas de los demás; te privan de llegar a tus propias conclusiones sobre lo que está pasando, simplemente lo que ves; tu cuerpo vive el estrés como si fuera suyo (y después te pasará la factura) y pueden aumentar inseguridades que tienes en ti mismo al compararte con lo que ves en la tele.

Además, aumentan el drama que ya puedas estar viviendo en tu vida a día, hacen que tu presente parezca menos importante y te hacen desconectar de tu propia realidad (y en ocasiones no es tan bueno como creemos).

Y entonces, ¿sabes lo que puedes hacer para ponerle remedio? Sus consejos son claros y pasan por atreverse a vivir nuestra propia vida, enfrentarte a esa ansiedad que te da perderte la novela y también por poder reemplazar este tipo de emisiones por novelas escritas.

Pero ahí no queda todo, porque los consejos de esta experta señalan que si de verdad quieres ver novelas, tienes que elegirla de manera positiva (que promueven valores, informan y además te hacen reír), transformar tu realidad en positivismo para no querer escapar de ella y si lo que buscas es relajarte, prueba a hacer yoga o actividades relajantes para poder reconectar contigo misma.

¡En tu mano está sentirse mejor y no tener prejuicios!

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración