El miedo a ir sola por la noche no es solo cosa tuya

El miedo a ir sola por la noche no es solo cosa tuya

Pensar en cómo volver tras una cena o una salida a casa, destinar dinero para el taxi o el Uber, o incluso, hablar con tus amigas para saber quién te va a acompañar y hasta dónde. Ese miedo a volver a casa de noche o por zonas solitarias, no es solo cosa tuya. Nos pasa a todas.

Es bien sabido que desde hace unos años, las mujeres hemos ido conquistando derechos que nos pertenecían y que nos negaron en el transcurso de la historia. Imaginaos que hasta hace unos años las mujeres no podíamos tener ni siquiera una cuenta bancaria sin que nos la firmara nuestro padre o marido.

Ahora y con la mente puesta en el 2020, aunque sabemos que sobre el papel tenemos prácticamente los mismos derechos que los hombres (pero no siempre, porque hay que recordar que ganamos por lo general bastante menos que ellos, por ejemplo) lo cierto es que seguimos teniendo problemas mucho más graves que ellos. ¿Y sabes por qué?

Simplemente por el hecho de ser mujeres, porque seguimos viviendo en una sociedad machista. Hay personas a las que les asusta esta palabra, pero aquí estamos entre otras cosas, para aclarar conceptos.

El machismo es, según la Real Academia Española, la actitud de prepotencia de los varones respecto a las mujeres y también, como segunda acepción, la forma de sexismo caracterizada por la prevalencia del varón.

Y, aunque parezca mentira, por ejemplos tan "simples"como salir una noche y regresar sola con miedo, lo cierto es que esa supremacía continúa existiendo. No queremos decir para nada que todos los hombres sean machistas o dominen a las mujeres, sino que identificamos al sistema en el que vivimos como tal.

Esta situación la demuestran las cifras de asesinadas a manos de sus parejas o exparejas, ya que en el año 2019 han sido más de 50 los mujeres asesinadas por esta violencia de género.

Sin embargo, la cuenta no acaba ahí, porque la violencia hacia la mujer no solo es el final último (la muerte), sino que es una lacra que tiene desde consecuencias físicas (como palizas y vejaciones) hasta psicológicas (insultos, maltrato psicológico o dependencia emocional, entre otros).

El sistema machista es lo que hace que tú tengas miedo a salir una noche, a volver sola a casa o incluso, a ponerte un determinado estilo de ropa. El qué nos dirán y el qué nos harán nos atormenta porque nos movemos todavía en un clima donde es el varón quien tiene la sartén por el mango.

Leer más
Cómo hacer ondas con el pelo corto

¿Cómo podemos ponerle solución a esta lacra social? La clave está en la educación y sobretodo, en las nuevas generaciones de niños y niñas. Entre todos tenemos que educar a los más pequeños en el mundo de la igualdad y el feminismo.

Tenemos que hacer entender a los más jóvenes la importancia de no ver a las mujeres como un mero objeto sexual, sino concebirlas como una igual, una persona humana con los mismos derechos.

Alejandra G.
Leer más
Sin conexión
Verifique su configuración