El método de disciplina japonés con el que tus hijos aprenderán a obedecer y ser reponsables

El método de disciplina japonés con el que tus hijos aprenderán a obedecer y ser reponsables

Todo niño japonés tiene un gran respeto hacia sus padres y sus maestros, que toma como sus referentes durante su etapa de aprendizaje. La cultura japonesa tiene mucho que enseñarnos, sobre todo en cuanto a educación se refiere pues su sistema se basa en el amor y la paciencia y los niños desde pequeños aprenden el sentido de la responsabilidad y la obediencia. ¡Descubre el efectivo método que utilizan para criar a sus hijos!

En cuanto a salud y educación, Japón es una referencia. ¿Te has preguntado alguna vez cuál es el secreto de los japoneses para que sus hijos sean tan educados y respetuosos? En su cultura crían a sus hijos con un amor incondicional y mucha paciencia desde que nacen. Siguen un eficaz método de disciplina para hacer de ellos personas responsables, obedientes y capaces de anteponer el interés colectivo al suyo propio: el sistema Ikuji.

Esta disciplina consiste en tres etapas. La primera etapa abarca desde el nacimiento del bebé hasta que cumple los 5 años. Durante ese periodo los padres tienen que dar todo su amor incondicional a su hijo. Todo se le consiente y se le trata como si fuera un dios, aunque es importante enseñarle a tener sensibilidad, los sentimientos y las consecuencias de sus actos.  

Por ejemplo, una madre japonesa no regañará a su hijo pequeño que acaba de romper su juguete diciéndole que lo ha hecho mal y que no tiene que volver a hacerlo. Dirá a su hijo que es una pena y que su juguete está triste por lo que él acaba de hacerle, que eso le duele. Incluso atribuye sentimientos a los objetos inanimados para educar a sus hijos. 

Leer más
15 preguntas que deberías hacerles a tus hijos al final del día

En la segunda etapa de su vida, el niño será tratado como un esclavoentre sus 5 y 15 años. Esto no quiere decir que se le maltrate ni que se le deje de querer, simplemente no hay que consentirle nada al niño. Tiene que aprender durante estos años que tiene que hacer todo lo que se le diga y que tiene que relegar su interés propio al bien común. A partir de los 15 años, el niño será tratado como un igual ante la sociedad. 

Fuente: Loultimo.net

• Antonio Lucas
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse