A una mujer se le enreda un dron en el pelo

A una mujer se le enreda un dron en el pelo

Si a tu pareja le han regalado un dron por Navidad, procura que no lo utilice cerca de ti. Sheena, una joven estadounidense, ha vivido una experiencia especialmente dolorosa: las hélices del dron de su marido se enredaron en su pelo. Y encima, cuando trataba de quitárselo, la hija de dos años de la pareja volvió a accionar las hélices. Para poder deshacerse del enredo, tuvo que cortar uno por uno los nudos que se habían hecho en torno a la máquina.

Irene Peris Martínez
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración