Disfasia: Qué es, síntomas y tratamiento

Disfasia: Qué es, síntomas y tratamiento

La disfasia afecta al 1% de los niños y consiste en un trastorno del lenguaje oral. Afecta principalmente a la recepción y a la sintaxis, pudiendo prolongarse a la edad adulta.

Disfasia: Qué es

Es un trastorno muy poco conocido, de carácter primario y prolongado durante el desarrollo y aprendizaje del lenguaje oral. Afecta al 1% de los niños y es uno de los trastorno específicos que suceden durante el aprendizaje, al igual que ocurre con la dislexia, la dispraxia o la discalculia.

Normalmente este trastorno se exterioriza como una dificultad para expresarse o para retener información a pesar de no tratarse de un déficit intelectual, sensorial o trastorno del comportamiento.

La disfasia, está reconocida como una discapacidad y habitualmente afecta más a niños que a niñas.

Disfasia: Síntomas

Los síntomas de la disfasia se encuentran agrupados en tres grandes grupos: disfasia receptiva, disfasia expresiva y disfasia de sintaxis.

La disfasia receptiva, se basa principalmente en un trastorno fonológico que junto con una alteración en la comprensión del lenguaje, producen una limitación en la forma de expresión. Se puede detectar fácilmente por una incoherencia en el discurso del niño con un vocabulario muy pobre incluso, llegando a ser repetitivo.

En caso de disfasia expresiva el problema se encuentra en la dificultad para encontrar la palabra adecuada, empleando para ello un vocabulario de relleno, por lo que la programación y la relación de palabras se encuentra distorsionada. Estos síntomas se extrapolan a su vez a la escritura, siendo difícil de elaborar en la mayoría de los casos.

En una disfasia de sintaxis, los problemas se centran en la composición de las frases, además de hablar de forma telegráfica con frases muy cortas o incluso empleando palabras de forma aislada.

Disfasia: Tipos 

Se distinguen diversos tipos de disfasia, los cuales se establecen según los síntomas que presenta el niño.

La más habitual es la disfasia fonológico-sintáctica que resulta de los trastornos fonológicos o discurso poco inteligible.

La disfasia léxico-sintáctica se caracteriza por un vocabulario demasiado pobre, mientras que la disfasia semántico-pragmática aparece como una problemática en la formulación de las palabras.

La disfasia receptiva o agnosia auditivo-verbal se manifiesta como una incomprensión por parte del niño al intentar asociar los sonidos a objetos o lugares. Por último, la mala comprensión que es la denominada como disfasia fonológica.

Disfasia: Diagnóstico

Las pruebas para detectar la disfasia, no se realizan hasta los cinco años. Estas se suelen elaborar por un ortofonista y consisten en reconocimientos del lenguaje, seguidas de pruebas de comprensión léxica y sintáctica, así como fonología y expresión.

Leer más
La lección sobre igualdad de un niño de 10 años a su madre que ha aplaudido medio Twitter

Es habitual una entrevista con la familia que permita hacer un seguimiento y evaluar el progreso del niño.

Disfasia: Tratamiento

Una vez diagnosticada la disfasia, el tratamiento consiste en una rehabilitación ortofónica. Esta prueba se basa en una atención pluridisciplinar, es decir, psiquiatría infantil, ortofonía, ortóptica y psicomotricidad.

El procedimiento pretende actuar con eficacia y rapidez, de manera que el niño se vea  afectado lo menos posible, principalmente en el colegio.

La rehabilitación, no siempre es eficiente  completamente, por lo que en algunos casos no se produce una curación completa. En estos casos la naturopatía resulta una ayuda muy satisfactoria para suplir las carencias que el niño pueda ir arrastrando.

Antonio Lucas
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración