Los problemas de tu cuerpo si no adelgazas ni con dieta ni con ejercicio y cómo solucionarlo
Los problemas de tu cuerpo si no adelgazas ni con dieta ni con ejercicio y cómo solucionarlo
Leer más

Los problemas de tu cuerpo si no adelgazas ni con dieta ni con ejercicio y cómo solucionarlo

La regla de oro para combatir los kilos de más, es comer sano y hacer ejercicio físico. Sin embargo, si eres de las que te cuesta de más deshacerte de ese sobrepeso que te trae por el camino de la amargura aún siguiendo a raja tabla estas dos normas básicas, puede que tu cuerpo esté pasando por circunstancias concretas. ¿Sabes cómo ponerle solución?

Tanto el sentido común como los expertos siempre indican que, para bajar de peso necesitamos comer de manera sana y equilibrada, y acompañarla con ejercicio físico.

Sin embargo, esto en ocasiones no es del todo fijo para todos los cuerpos. Cada persona es un mundo y sus ritmos de vida hacen que cambien tanto la situación de cada una que quizás el ejercicio y la dieta no son suficientes para ti.

¿Qué es lo que está pasando entonces en nuestro cuerpo? ¿No funcionamos bien? Nada de eso. La revista Hola ha hablado con los expertos del centro Amma y han elaborado una lista de motivos que pueden estar evitando que pierdas peso de manera adecuada.

Poniéndole consciencia a lo que estamos haciendo "mal" podremos obtener una solución más exacta y precisa. ¡Muy atenta a todos estos tips de los expertos!

Lo primero que tienes que analizar es si estás siguiendo una buena dieta. Y no nos referimos solo a una alimentación sana y baja en grasas. Hat algunas que son muy poco saludables y que los expertos desaconsejan.

La ingesta de hidratos, proteínas y grasas de manera equilibrada es fundamental y lo más importante es que acudas a un médico especialista en nutrición para que te diga cuál es la mejor en tu caso.

Si tampoco es eso lo que falla en tu casa porque tienes claro que tu dieta es especializada en tu caso y equilibrada, tienes que empezar a pensar que igual estás durmiendo poco.

Al parecer la falta de sueño puede alterar la secreción de hormonas como la leptina y la grelina, que puede afectar en gran medida a tu sensación de hambre.

Otro de los escenarios posibles es que tengas falta de hidratación. Debes beber entre 6 y 8 vasos de agua diarios pues, unida a la que aportan ciertas comidas, hará que nuestro sistema funcione correctamente a la hora de hacer las digestiones y de eliminar toxinas.

¿Y qué pasa con el ejercicio? ¡Ojo porque igual te estás pasando con el ejercicio cardiovascular! Aunque sabemos que el "cardio" (correr, ir en bici, etc) es algo muy bueno para perder peso, los últimos estudios señalan que lo mejor es combinar este tipo de actividad con el trabajo de fuerza.

¿Estás comiendo la cantidad adecuada? Los expertos apuntan a que en ocasiones, y al reducir la ingesta de algunos alimentos buenos es también correcto porque nos aportan calorías de más. Lo que tienes que comer fundamentalmente y en mayor cantidad son aquellos alimentos de menor aporte calórico.

Y si todo esto es correcto en tu dieta o en tu forma de vida, hay un factor externo fundamental que puede estar evitando que adelgaces. El estrés es uno de ellos y también lo son los problemas hormonales que puedan surgir. ¡Por eso debes acudir a un especialista!

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración