Estas son las consecuencias en tu cuerpo al dejar de consumir leche
Estas son las consecuencias en tu cuerpo al dejar de consumir leche
Leer más

Estas son las consecuencias en tu cuerpo al dejar de consumir leche

Estudios revelan que, debido a las opciones de leches vegetales y deslactosadas, el consumo de leche entera está reduciendo dramáticamente. Tanto las leches desnatadas o deslactosadas y la leche vegetal, como por ejemplo la leche de almendra, tienen menos grasa que la leche de vaca, pero a su vez, dejan fuera vitaminas importantes. Complementariamente, expertos señalan que, en edad adulta, el consumo de leche es innecesario ya que podemos encontrar los mismos nutrientes en una dieta balanceada.

Una encuesta efectuada recientemente señala que alrededor de 129.000 personas en más de 20 países relaciona la ingesta de leche entera con resultados positivos para la salud como: prevención de osteoporosis y enfermedades cardiacas, e incluso menor riesgo de diabetes.

Pese a esto, al momento de comprar, la preferencia del consumidor es sustancialmente distinta. Se ha vuelto una práctica común elegir leches desnatadas o deslactosadas y/o leches de origen vegetal como alternativa a la leche entera de vaca.

Comenzando por la leche desnatada, esta supone menos grasa en nuestra dieta, no obstante expertos señalan que muchos nutrientes que la leche entera posee, se quedan fuera de nuestra cuota nutricional al elegir la leche deslactosada.

Entre ellos tenemos las vitaminas K1, K2 y aminoácidos cuyo beneficio principal es el cambio positivo en la densidad ósea, esenciales para fijar el calcio en los huesos y no en las arterias, previniendo la arterioesclerosis e infartos.

En cuanto a la leche vegetal, de todas las variedades existentes, vamos a enfocarnos en la que comercialmente ha tenido mayor acogida, la leche de almendra. Para comenzar, muchos puristas de la nutrición consideran que este líquido no debería ser llamado leche. Se le ha bautizado con este nombre a causa de su color blanquecino y consistencia similar a la de la leche corriente.

La leche de almendras es una excelente fuente de calcio, potasio y alto contenido de vitamina B y E. Asimismo, comercialmente, la leche de almendra se ha convertido en un verdadero portento económico debido a las subvenciones estatales que buscan que el consumidor opte por alternativas no animales, es decir, la leche vegetal ha pasado lentamente de ser una opción a la leche animal, a un poderoso sustituto.

Conociendo lo anterior, ¿Necesitamos realmente leche entera de vaca? La respuesta simple es no.Tras haber terminado nuestro “período de lactancia”, el consumir leche se vuelve inútil a causa de que podemos encontrar calcio y proteínas que nuestro cuerpo necesita en otros alimentos teniendo una dieta balanceada.

La opción de las leches vegetales, específicamente la leche de almendra, es benéfica, pero en caso de optar por ella, es necesario saber que puede ser nociva para el funcionamiento de la tiroides y que se recomienda que los niños no la consuman.

Escrito por Saray.P
Sin conexión
Verifique su configuración