Todos cometemos el mismo error al cocer el arroz que afecta a nuestra salud

Todos cometemos el mismo error al cocer el arroz que afecta a nuestra salud

Tal vez no lo sepas pero la forma en la que cueces el arroz puede ser perjudicial para tu salud a la larga. Os explicamos la razón y cómo podéis ponerle remedio.

¿Crees que cueces bien el arroz? Puede parecer algo sin importancia pero en realidad se trata de un auténtico problema para la salud, según ha revelado un estudio reciente elaborado por un equipo de científicos de la Queens University de Belfast (Irlanda del Norte).

Según su estudio, la técnica más utilizada en occidente que consiste en cocer el arroz con la cantidad justa de agua hasta que éste se absorba por conpleto no bastaría para eliminar el arsénico presente en los granos.

La planta del arroz crece en arrozales saturados de pesticidas. El arroz absorbe particularmente bien el arsénico bajo la forma inorgánica y conserva una buena parte incluso después de la cocción.

Este compuesto que encontramos después en nuestro plato nos causa una intoxicación crónica que puede provocar muchos problemas de salud como enfermedades cardiovasculares, diabetes e incluso algunos tipos de cáncer.

Para eliminar de forma eficaz la presencia de arsénico en el arroz, el profesor Andy Meharg de la Queens University recomienda otro método más eficaz que consiste en dejar los granos de arroz en remojo toda la noche antes de cocerlos en una cantidad de agua 5 veces mayor que de arroz. Según el científico, enjuagar los granos de arroz con mucho agua antes de cocerlos permite eliminar hasta el 80% del arsénico presente en este alimento.

Cocer el arroz en mucho agua sin haber pasado por la etapa anterior de remojo permitiría según Andy Meharg reducir a la mitad el nivel de arsénico que contienen los granos. Dejar en remojo el arroz toda la noche sigue siendo el mejor método para consumirlo con más garantías.

Leer más:

¿Las tortitas de arroz son un alimento realmente sano? 

• Macarena Simal
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse