“Piercing nupcial”: los peligros de incrustarse un diamante en la piel

Los piercing en los dedos a modo de anillo es una tendencia que lleva desde hace tiempo llevándose a cabo. Sin embargo, podría tener efectos peligrosos

“Piercing nupcial”: los peligros de incrustarse un diamante en la piel
Leer más
Leer más

Cada vez hay formas más creativas para hacer una proposición de matrimonio, una de ellas es el “piercing nupcial”, una práctica que consiste en incrustar un anillo en uno de los dedos de la mano. Los “piercing nupciales” se colocan utilizando dos piezas, una de base debajo de la piel con un tornillo de titanio y la parte superior que consiste en un diamante.

El perforador Billy DeBerry ha advertido en la revista People de esta práctica ya que si no se realiza de la forma correcta podría ocasionar daños irreparables en los dedos. Los expertos médicos también han hablado de los daños que podría ocasionar un simple diamante en el dedo.

¿Cuáles son los peligros del "piercing nupcial"?

Esta práctica se lleva a cabo desde hace más de 10 años aunque últimamente ha habido un mayor “boom” en los “millenials”. Aunque la idea es creativa y original, no todo el mundo conoce las consecuencias que podría ocasionar este procedimiento.

Algunas personas han notado los dedos y las manos más hinchados después de insertarse un pequeño diamante en la piel. Esto puede provocar que las manos también quedan moradas.

Muchos profesionales de salud también se oponen a este procedimiento ya que puede llegar a dañar los tendones y por lo tanto, la motricidad de los dedos. Antes de realizarse este piercing es necesario conocer los posibles riesgos y respetar el proceso de curación e higiene para evitar una infección.