Mal de ojo: cuáles son los síntomas del mal de ojo

Mal de ojo: cuáles son los síntomas del mal de ojo

Se dice que el mal de ojo sucede cuando una persona  mira mal a otra. En el mal de ojo los síntomas pueden ser muy variados como problemas para conciliar el sueño, cambios de humor drásticos o trastornos gastrointestinales.

El mal de ojo puede considerarse como una descarga de energía negativa dirigida hacia una persona concreta. Este hecho es muy raro que se dé sin ningún motivó, ya que suele producirse a consecuencia de un maleficio o una maldición. Sin embargo, es muy difícil saber quién te ha echado un mal de ojo.

Los síntomas del mal de ojo más significativos aunque genéricos son los siguientes:

Fatiga

Es el cansancio que se da después de un intenso y continuado esfuerzo físico o mental. Esta puede provocar una falta de motivación y de energía, haciendo que la persona se sienta sin fuerzas.

Sentirse sin ganas de nada, puede hundir a una persona hasta tal punto de aislarse y no querer salir de casa, surgiendo temores obsesivos como la agorafobia.

Pérdida del apetito

Este maleficio puede provocar que la persona afectada pierda las ganas o el deseo de comer, pudiendo provocar una pérdida de peso repentina e importante.

Esto está estrechamente relacionado con los problemas gastrointestinales que puede provocar el mal de ojo, ya que puede tener consecuencias como diarrea o vómitos.

Pérdida de la vitalidad o pérdida de la fuerza

Este síntoma puede provocar otros como el agotamiento, la falta de interés, cansancio fácil y la pérdida de iniciativa.

Esto puede afectar tanto al aspecto físico como el intelectual, sexual, laboral e incluso el social, provocando que las relaciones interpersonales se vean fuertemente reducidas.

Insomnio

Aunque ocasione cansancio debido a la fatiga nunca se esta tan agotado como para quedarse dormido con facilidad. Esto se debe a que esa paranoia que produce el mal de ojo no permite que se descanse de forma adecuada.

Esta falta de sueño anormal y la dificultad para conciliarlo en el momento en que se debe dormir puede provocar un estrés extra, ya que se despiertan sobresaltados, aturdidos o agobiados.

Tristeza y angustia

La carga de energía negativa tiene como consecuencias cambios de humor drásticos en los que en un momento estas muy arriba, es decir, muy contento y al minuto siguiente estas muy abajo, con síntomas de tristeza y angustia.

Estos altibajos dan lugar a situaciones complicadas en el ámbito social y familiar, ya que afectan de forma directa a los más cercanos. De esta forma, surgen fuertes discusiones e incluso injustas, que alejan a los seres queridos.

Leer más
¿Cómo hacen las chicas el amor en cada parte del mundo?

Otras características significativas de la sintomatología del mal de ojo son la tensión nerviosa y la falta de concentración, impidiendo que el sujeto pueda centrarse en una tarea concreta. Además, aparece la falta de apetito sexual lo cual afecta y es un problema en la relación de pareja. 

Todos estos síntomas conllevan una crisis personal en la que es complicado detectar el origen de los males. Esto se debe a que es una superstición que no tiene base médica, siendo muy difícil relacionar estos síntomas con el mal de ojo.

Antonio Lucas
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración