Los que se niegan a usar la mascarilla tendrían tendencias sociopáticas
Los que se niegan a usar la mascarilla tendrían tendencias sociopáticas
Los que se niegan a usar la mascarilla tendrían tendencias sociopáticas
Leer más

Los que se niegan a usar la mascarilla tendrían tendencias sociopáticas

¿Alguna vez te encuentras con gente que se niega a usar la mascarilla? ¿Estos rebeldes te molestan? Tengan en cuenta que probablemente sean personas con trastornos psiquiátricos. Te contaremos más.

Desde hace varios meses, nos hemos visto obligados a llevar la mascarilla en lugares públicos, y a respetar meticulosamente los gestos de barrera básicos. Un ejercicio altruista que no siempre es obvio, pero que nos permite combatir activamente la pandemia de Covid-19.

Un estudio brasileño revelador

En Brasil, el profesor Fabián Koich Miguel ha abordado el tema estudiando de cerca a estos individuos antimascarillas.

Al investigar a unos 1 600 pacientes entre marzo y junio de 2020, el profesor, según se informa, detectó características como "insensibilidad, engaño y manipulación" en personas que admiten no haber seguido las instrucciones básicas de salud, como el uso de una mascarilla.

De estas 1600 personas, unas 400 mostraron síntomas de trastornos de personalidad. El profesor justifica así por qué algunas personas rechazan abiertamente los gestos de barrera:

Estas características explican, al menos parcialmente, por qué la gente no respeta las medidas de contención y distancia social, incluso con el elevado número de casos y muertes”.

Un segundo estudio señala a los narcisistas

En Polonia, los investigadores también han estudiado la cuestión de los "rebeldes antimascarilla".

En un estudio publicado en el Journal of Personality and Individual Differences, el estudio revela que las personalidades que se niegan a cumplir con las reglas serían narcisistas y manipuladoras:

“Las personalidades turbias están menos involucradas en la prevención porque no creen en la utilidad de las medidas preventivas. No creen en la eficacia de estos comportamientos y ven más obstáculos para adoptarlos”.

La pregunta que surge entonces es: ¿podemos cambiar la mente de estas personas que se oponen a las mascarillas?

“No puedes cambiar una personalidad, pero puedes cambiar las creencias. La primera conclusión práctica es que podemos alentar a las personas turbias y egocéntricas a que adopten medidas preventivas mostrándoles que la prevención funciona y no es tan exigente como a menudo se piensa”.

¡Esto es prometedor!

Escrito por Irene M.F.

Sin conexión
Verifique su configuración