¿Bacterias en tu sujetador? Esta es la frecuencia con la que debes lavarlo

Te desvelamos con qué frecuencia debes lavar tu sujetador para evitar la proliferación de microbios y proteger las fibras de tu ropa interior.

¿Bacterias en tu sujetador? Esta es la frecuencia con la que debes lavarlo
Leer más
Leer más

Cuando se trata de sujetadores, hay dos equipos opuestos. En primer lugar, están quienes los lavan todos los días como hacen con los calcetines y las bragas, y luego están quienes tienden a lavarlos demasiado poco. Entonces, ¿cuál es el mejor hábito?

¿Hay que lavar el sujetador todos los días?

La respuesta es "sí y no". Te explicamos por qué...

Lavar la ropa interior todos los días, especialmente si es de encaje fino, puede deteriorar su calidad. Sin embargo, tampoco es que esté prohibido lavarlo después de un largo día. Una buena solución es lavarlo a mano o en un ciclo delicado en la lavadora.

También puedes esperar a lavarlo, pero no demasiado. El sujetador está en contacto directo con la transpiración, tanto bajo los brazos como en el pecho. Y sí, aunque no se vea a simple vista, sudar entre los pechos cuando las temperaturas empiezan a subir no es algo excepcional.

Si te pones el mismo sujetador durante 3 o 4 días seguidos, estás creando un auténtico nido de bacterias al que estás exponiendo tu piel. Además de los gérmenes, la ropa interior puede desprender olores desagradables. No es aconsejable usar un solo sujetador cada semana. Es mejor tener varios en el armario para favorecer la rotación.

Más allá de la limpieza de tu ropa interior, también es importante la sujeción que el sujetador proporciona a tus pechos. Por lo tanto, no se recomienda usar el mismo sujetador dos días seguidos. ¿Por qué no? En primer lugar, la fibra de tu ropa interior necesita "descansar" después de un día de sostener tus pechos para garantizar una buena sujeción.

¿Con qué frecuencia debo lavar mi sujetador para evitar la proliferación de bacterias?

La frecuencia óptima para lavar la ropa interior es después de dos días de uso. ¡Pero no dos días seguidos! En la práctica, puedes llevar el mismo sujetador el lunes y el miércoles y lavarlo al final del segundo día. Con el cambio de ropa interior del martes, la fibra del sujetador se tomará un descanso para volver a su forma original.

Este ciclo es ideal, ya que evita la proliferación de bacterias debido a la transpiración y ayuda a conservar el sujetador, que podría dañarse rápidamente con la repetición de lavados.

Recuerda que los sujetadores deportivos no son parte de esta recomendación y deben lavarse después de cada uso.

Alternativas para una higiene menstrual saludable y ecológica Alternativas para una higiene menstrual saludable y ecológica