Este es el ingrediente definitivo para el cuidado de la piel que puede estar faltando en tu rutina
Este es el ingrediente definitivo para el cuidado de la piel que puede estar faltando en tu rutina
Este es el ingrediente definitivo para el cuidado de la piel que puede estar faltando en tu rutina
Leer más

Este es el ingrediente definitivo para el cuidado de la piel que puede estar faltando en tu rutina

Si quieres tener una piel perfecta este invierno, añade la vitamina C en tu rutina de cuidado de la piel.

Cuando piensas en la vitamina C, probablemente te imagines el vaso de zumo de naranja que te tomas todas las mañanas, pero la vitamina C es realmente imprescindible cuando se trata del cuidado de la piel.

La vitamina C no solo se conoce como ácido ascórbico, sino que también es una superestrella del antienvejecimiento, que debe incluirse en la rutina desde los veinte años para ayudar a la piel a mantener su fuerza y elasticidad. La vitamina C es un ingrediente antioxidante muy poderoso que puede mezclarse con casi todos los ingredientes de tu rutina actual.

Cuando se añade a tu (preferentemente) rutina nocturna, la vitamina C proporciona una gama de beneficios a todos los tipos de piel. Protege la piel de la contaminación, incluso puede ayudar a tonificarla y a atenuar las cicatrices del acné que puedas tener desde la adolescencia. Y sobre todo ayuda a que tu FPS funcione a un nivel más alto para que tu piel siga pareciendo más joven.

La vitamina C es "un potente antioxidante que puede neutralizar los radicales libres", explica la dermatóloga certificada Patricia Wexler. “Debido a sus propiedades antioxidantes, la vitamina C ayuda en el proceso de regeneración natural de la piel, lo que ayuda al cuerpo a reparar las células dañadas de la piel".

Mezclada con otros ingredientes antioxidantes, el ácido ascórbico se convierte en una fuente de energía. Como los fanáticos del cuidado de la piel, creemos que, no importa lo fuerte que sea un ingrediente, como la vitamina C, si se puede reforzar añadiendo otros ingredientes, para hacerlo aún más fuerte, ¡nunca es demasiado!

Puedes encontrar sérums de vitamina C de hasta un 20 %, pero ten en cuenta que las investigaciones han revelado que una dosis tan pequeña como un 0,6 % de vitamina C concentrada proporciona beneficios antioxidantes y antienvejecimiento a tu piel. Un producto de vitamina C altamente concentrado puede causar irritación y daños si tienes una piel sensible. Así que dependiendo de tu preocupación por la piel, tal vez quieras usar un sérum de fuerza regular.

También ten en cuenta que todos los antioxidantes, incluyendo la vitamina C pura y sus variaciones más estables, siguen siendo vulnerables y se descompondrán si se exponen al aire y a la luz de forma rutinaria

Escrito por Irene M.F.

Sin conexión
Verifique su configuración