Ácido hialurónico: cuál es el mejor tratamiento, cuánto cuesta y cómo funciona

Ácido hialurónico: cuál es el mejor tratamiento, cuánto cuesta y cómo funciona

El ácido hialurónico es una buena solución para borrar los signos del paso del tiempo de la cara. Puedes encontrar varios tipos de tratamientos : ampollas, inyecciones, cremas etc. Elegir el que más te conviene no es algo que se tome a la ligera, es necesario saber cómo actúa esta molécula y cómo funciona cada tratamiento. 

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es una molécula natural que produce el cuerpo humano. Con la edad, las reservas de ácido hialurónico disminuyen. Por ejemplo, a los 50 años solo queda el 50% del ácido hialurónico inicial  y como consecuencia aparecen las arrugas y la piel se vuelve  flácida.

¿Para qué sirve el ácido hialurónico? 

El ácido hialurónico permite borrar las arrugas presentes en el contorno de la nariz, las comisuras de los labios, en la frente o las patas de gallo. Además, si padeces flacidez facial el ácido hialurónico será también un buen aliado ya que ayuda a reafirmar la piel. De este modo, la molécula realzará los pómulos, mejorará la forma de las mejillas y dará firmeza a la forma de tu cara. La ventaja del ácido hialurónico es que el cuerpo lo tolera muy bien ya que hidrata la piel sin agredirla.   

Métodos para aplicar el ácido hialurónico

 No es difícil encontrar tratamientos a base de ácido hialurónico de hecho, lo puedes encontrar en diversas formas y con métodos variados de aplicación. Las cuatro formas más comunes son:  

- Ampollas de ácido hialurónico: El ácido hialurónico actuará como un suplemento dietético. El resultado será visible a largo plazo. Día a día, la piel se transformará: la piel parecerá más joven, hidratada y luminosa. 

- Cremas con ácido hialurónico: es uno de los tratamientos a base de ácido hialurónico más común. Este tipo de crema sirve para corregir ligeramente las arrugas, hidratar la piel y fortalecer las células de la epidermis. 

- Ácido hialurónico en polvo: este tratamiento no es tan conocido como el resto. Está concebido para mezclarlo con las cremas que usas a diarios. Sin embargo, el efecto apenas se nota ya que al diluirlo no puede penetrar bien en la piel. 

- Inyecciones de ácido hialurónico: Son un tratamiento específico que rellenará algunas áreas de la cara o el cuerpo para hacerlas más voluminosas visualmente. Su acción perdurará durante unos meses y proporcionará un efecto de juventud. 

¿Qué tipo de tratamiento a base de ácido hialurónico elijo para mi piel? 

El tipo de tratamiento a base de ácido hialurónico que debes utilizar no puede escogerse a la ligera. Si has perdido un poco de firmeza en el rostro y quieres sobre todo prevenir arrugas lo más adecuado son las ampollas. Si de lo contrario, ya tienes las primeras arrugas pero no son muy marcadas y además pretendes darle más firmeza a tu piel,  lo mejor sería utilizar una crema con ácido hialurónico. Sin embargo, si las arrugas ya son muy pronunciadas y tienes mucha flacidez facial, lo mejor será que optes por las inyecciones de ácido hialurónico. 

Efectos secundarios relacionados con el ácido hialurónico

Aunque el ácido hialurónico es una sustancia presente de forma natural en el cuerpo, las inyecciones o las ampollas no están exentas de riesgos en el cuerpo. 

Si decides inyectarte ácido hialurónico, lo mejor es confiar en un profesional (cirujano estético, dermatólogo, enfermera especializada). De esta manera evitarás la inyección sobre un nervio, por ejemplo. 

Los pacientes comentan que se puede sufrir una pequeña inflamación en la zona de inyección o presencia de nódulos un tanto dolorosos. 

Hay que estar alerta con los precios demasiados atractivos, ya que pueden ocultar un ácido hialurónico de mala calidad o de origen cuestionable. 

Las ampollas representan un riesgo menor, pero como cualquier suplemento dietético, evita las sobredosis y respeta las dosificaciones del producto. 

Precio del ácido hialurónico

Un verdadero concentrado de juventud para aquellos que buscan ganar físicamente unos años, el ácido hialurónico puede ser una solución real para borrar las inclemencias del paso del tiempo. 

Tanto las inyecciones realizadas por un médico como las ampollas que se ingieren a modo complemento alimentario son una buena alternativa a las cirugía invasivas que se llevan a cabo  estirando los tejidos. Además, todos los tratamientos de ácido hialurónico hidratarán la epidermis de forma profunda.

El precio de una inyección de ácido hialurónico puede ir de 400 a 2500 euros. Mientras que un tratamiento de  30 días a base de ampollas de ácido hialurónico cuestan alrededor de 30 euros.


• Antonio Lucas
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse